Home » Reproducción » Palpación Rectal » Palpación de la gestación mes a mes

Palpación de la gestación mes a mes

Navegando por Internet encontré un blog donde nos dan algunos tips para realizar el diagnóstico de gestación en bovinos mediante palpación rectal. Me tomé el atrevimiento de escribir unas notas personales entre algunos de los párrafos del texto original. Espero esta información les sea útil.

Antes de introducir la mano realice un examen externo de la vaca, observe la glándula mamaria, los órganos genitales y la actitud de la vaca, tenga en cuenta que lo que usted logre captar externamente lo va a confirmar mediante la palpación

Ahora si empiece la palpación y para esto usted puede utilizar ambas manos. Con una mano puede sujetar la cola de la vaca mientras palpa con la otra. Lave sus manos y póngase el guante de palpación bien lubricado, introduzca la mano en forma de cuña. Luego empuje por el ano hasta el recto con un movimiento continuo y circular y vaya doblando los dedos hacia adentro para evitar lastimar la mucosa del recto. En esta posición la mano apartará a un lado la materia fecal y endereza el recto. Aunque las perforaciones son raras, pues las paredes del recto son gruesas y resistentes realice la palpación en forma suave y continua. Generalmente no es necesario limpiar el recto de la vaca de materia fecal; sin embargo la limpieza del recto aumentará su habilidad para sentir otras estructuras. El recto puede reaccionar en respuesta a la entrada de la mano. es  un reflejo de la vaca ante el cuerpo extraño; sin embargo, la reacción puede aliviarse simplemente moviendo la mano en un masaje suave, si continua la reacción, masajee con la otra mano el dorso de la vaca como si la estuviera rascando. Cuanto más largo sea el examen, mayor reacción encontrará. No se preocupe si hay un pequeño sangramiento; pero si es mucho es mejor abandonar inmediatamente la palpación.

En la palpación se debe seguir una rutina, que debe ser adoptada siempre. Con la entrada inicial por el recto, introduzca el brazo hasta más allá del codo y bien adentro de la cavidad abdominal, palpe hacia abajo, en dirección a la ubre. Los fetos a término deben estar en esa región. Por esta razón, la palpación inicial profunda permite que el palpador determine rápidamente si hay preñez y reduce el tiempo dedicado a la vaca. Si no se encuentra el feto u otras indicaciones de preñez en la cavidad abdominal, el palpador debe retroceder la mano hacia la cavidad pelviana. La mayoría de los tractos abiertos y preñeces iniciales están localizadas aquí. Mientras palpa en o cerca de la cavidad pelviana, localice el borde de la pelvis este es un buen punto de orientación, y lo más importante, localice la cerviz y muévase hacia adelante, hasta el útero, para determinar la preñez. Siguiendo esta sencilla rutina se pueden evitar muchos errores de palpación. 

NOTA DEL EDITOR: Yo lo hago al revés. Primero ubico el cuello uterino (cérvix) pues su posición, movilidad y peso me dan la primera guía diagnóstica. Un cérvix ubicado en la cavidad pélvica y con buena movilidad me indica que la hembra está vacía o con una gestación temprana. Si el cérvix se encuentra en el borde pélvico o en la cavidad abdominal pienso en una gestación de segundo tercio o tercer tercio respectivamente.

Al entrar en el recto y justo después de pasar el borde de la pelvis, se puede encontrar el rumen, que es el primer y mayor estómago de los cuatro que tiene la vaca. Tiene dos sacos, uno dorsal y otro ventral. El saco dorsal está delante del borde de la pelvis y hacia la izquierda. Puede sentirse como el extremo de una pelota de fútbol americano, blando o granuloso. Este extremo saliente del saco dorsal puede llegar hasta la cavidad pelviana. En ese caso puede confundirlo con un útero dilatado o con un feto a término. Oprimiendo el rumen sentirá una grumosidad que gradualmente vuelve a alisarse y tomar su forma original, indicando que el rumen está lleno de alimento. El rumen no tiene el tacto acuoso que tiene el útero preñado. El saco ventral del rumen está bien adentro de la cavidad del cuerpo, situado hacia la región de la ubre. Puede estar a la izquierda o a la derecha, dependiendo de cómo esté lleno. Tiene el mismo tacto blando o granuloso del saco dorsal y también se intenta si se le oprime con la mano. 

El tracto reproductivo en vacas vacías se encuentra normalmente sobre el piso de la pelvis. Los cuernos uterinos suelen estar enrollados en su frente, y en las vacas más viejas, pueden colgar ligeramente dentro de la cavidad abdominal. Cuando se palpa, ambos cuernos uterinos de la vaca vacía tienen al tacto una textura carnosa y tonificada. No habrá presencia de fluido en los cuernos, y esas dos características confirman la ausencia de preñez. En esta etapa, se puede mantener en la mano todo el útero y palparlo desde abajo o desde un lado. El tono de los cuernos vacíos, varía con el ciclo del estro. Poco antes y después del estro (estrógenos), el útero estará túrgido y firme al tacto. Durante el período del cuerpo lúteo (progesterona), se sentirán los cuernos del útero flácidos o blandos. Una ligera presión con el dedo medio separará los cuernos y permitirá la palpación de cada uno. Hay que palpar ambos cuernos porque la preñez puede ocurrir en cualquiera de ellos.  Para vencer esta dificultad, mueva el útero hacia abajo, contra el piso de la pelvis o contra una de las paredes. Aplane la mano y aplique una suave presión contra el útero para separar los cuernos. Los ovarios están situados en el ancho ligamento al final de los cuernos uterinos o a sus costados, pero no es necesario palparlos cuando se está determinando la preñez. El paso más importante es sentir la textura y contenido del útero.

NOTA DEL EDITOR: La tonicidad del útero dependerá de la etapa del ciclo estral en que se encuentre el animal. Animales en proestro y estro tendrán los cuernos uterinos tonificados por acción de los estrógenos (E2) mientras que en animales en diestro los cuernos se sentirán flácidos por acción de la progesterona (P4).

SISTEMA DE TRABAJO

El palpador debe tener en cuenta los siguientes elementos y tenerlos como rutina antes de iniciar la palpacion de la vaca:

La posición y retractilidad del útero.

  • La asimetría, la consistencia y calidad de la pared uterina y la fluctuación del  útero.
  • La presencia de las membranas embrionarias y fetales, especialmente la presencia del saco amniótico y alantocorion.
  • La presencia de placentomas.
  • Los cambios en la arteria uterina media.  (frémito gestacional).

 SINTOMAS CARDINALES

  Sintomatología clásica para predecir si esta gestando o esta vacía la vaca.

  • La presencia del saco amniótico.
  • La presencia del alantocorion.
  • La presencia del feto.
  • La presencia de placentomas, se dejan palpar a partir de los 70 días.

HALLAZGOS DURANTE LA PALPACION

PRIMER MES

  1. Cuerno gestante, saco o vesícula amniótica como un fríjol.
  2. Ligera asimetría registrable en la parte craneal.
  3. En novillas y vacas jóvenes se encuentra la doble pared. En vacas viejas con útero hipertrofiado no es tan evidente..
  4. Se amenaza la vida del embrión al palparse en este tiempo.

 PRIMER Y MEDIO MES

  1. Asimetría de cuernos mas acentuado
  2. Cuerno gestante en forma tubular, consistencia elástica y pared suavizada.
  3. El alantocorion penetra al cuerno opuesto dejando dilatado el cuerpo del útero en forma de lira o cáliz.
  4. El diámetro del cuerno gestante es de 4 a 6 CMS y el saco amniótico de 2 a 3 CMS.

 SEGUNDO MES

  1. El útero esta todavía en la cavidad pelviana.
  2. El cuerno gestante tiene un diámetro de 6 a 9 CMS, el feto alcanza una longitud de 5 a 8 CMS.
  3. Fluctuación bien palpable, la doble pared es bien evidente, el cuerpo uterino esta significativamente dilatado.
  4. El saco amniótico tiene el tamaño de un huevo de gallina.
  5. En esta edad no  es conveniente palpar el feto.

  SEGUNDO Y MEDIO MES

  1. Todos los síntomas anteriores se encuentra plenamente marcados menos la presencia de tugor amniótico que ya desapareció.
  2. El cuerno gestante empieza a descender a la cavidad abdominal y esta sobre el pecten pubico.

 TERCER MES

  1. El útero desciende más en la cavidad abdominal. Se imposibilita la retracción manual del útero a la cavidad pelviana.
  2. El cuerno uterino tiene el tamaño de un antebrazo, 8 a 12 CMS de diámetro.
  3. El cuerno no gestante forma un pequeño apéndice.
  4. Se encuentran pequeños placentomas del tamaño de un fríjol.
  5. El descenso del útero traslada el cuello uterino hacia el pecten púbico restringiendo su movilidad.
  6. La arteria uterina tiene un tamaño de un lápiz fino. Todavía no se diferencia el frémito de la arteria.

 TERCER Y MEDIO MES

  1. El útero es del tamaño de un guante de boxeo.
  2. Los placentomas tienen un tamaño de 0.5 a 0.8 CMS.
  3. El peloteo del feto es bien definido.
  4. La arteria uterina media tiene un diámetro de 0.5 a 0.7 CMS. Inicio de transcurso tortuoso.
  5. Se empieza a sentir ondas pulsátiles en la arteria uterina media.  ( frémito )

CUARTO MES

  1. El útero se encuentra en la cavidad abdominal llevando consigo el cuello del útero y alargando el vestíbulo vaginal.
  2. En este periodo en las vacas de mayor tamaño con menor ampolla rectal se encuentra detectable solo el cuello del útero frente de la pelvis y en el suelo pelviano la prolongación de la vagina.
  3. En vacas de menor tamaño y en aquellas que disponen de mayor ampolla rectal como en Cebú es alcanzable la parte caudal del útero.

CUARTO Y MEDIO MES

  1. Se alcanza a palpar la redondez del cuerno uterino en la cavidad abdominal.
  2. La retracción del útero es deficiente.
  3. Los placentomas son del tamaño de una nuez.
  4. Si el feto esta muy abajo el peloteo puede aparecer negativo.
  5. La arteria uterina media alcanza un diámetro de 0.6 a 0.8 CMS y presente ya el típico frémito y unas ondas pulsátiles leves en la arteria caudal cuando se hace examen vaginal. ( palpación )

 QUINTO MES

  1. El cuadro clínico es muy semejante al anterior, pero el útero esta caído en la profundidad de la cavidad abdominal y rectalmente se encuentra alcanzable con mucha dificultad.
  2. En el suelo de la cavidad pelviana es posible registrar una formación de faja representada por el vestíbulo vaginal que se termina en el cuello uterino el cual esta ubicado generalmente por delante de la pelvis.

 QUINTO Y MEDIO MES

  1. El feto se encuentra en el fondo de la cavidad abdominal en este periodo no podemos llegar a resultados concretos.
  2. Debemos aprovechar la sintomatología que nos brinda la arteria uterina media la cual alcanza un diámetro de 0.7 a 0.9 CMS, transcurso tortuoso y el frémito se siente mas intenso.
  3. Los placentomas tienen un tamaño de 2 a 3 CMS.
  4. El peloteo uterino es negativo en todos los casos especialmente cuando el feto ocupa la parte craneal del abdomen y no es alcanzable manualmente.

 SEXTO MES

  1. Es muy semejante al anterior, la diferencia es el volumen uterino el cual es mayor.
  2. El tamaño de los placentomas es el de un huevo de gallina pequeño.
  3. La arteria uterina media alcanza un diámetro hasta de 1 cm. y el frémito es típico.
  4. Tanto el útero como el feto se palpan con dificultad especialmente en las vacas con limitada ampolla rectal.

 SEXTO Y MEDIO MES

  1. Lo importante de este periodo es que el feto empieza a ascender y puede ser palpado ligeramente.
  2. Entre el 5 y medio mes y el sexto y medio mes la sintomatología es muy pobre y los errores técnicos ocurren con frecuencia.

 SEPTIMO MES

  1. Se hace más notorio el ascenso del útero y lleva consigo al feto a la cavidad pelviana.
  2. Delante de la pelvis se palpa el útero dilatado, se forma pared con los placentomas los cuales tienen un tamaño de un huevo de gallina.
  3. La arteria uterina media aumenta tanto su tamaño el cual puede ser del tamaño de un dedo fino como su grado de tortuosidad.
  4. El peloteo del útero es positivo y directamente es posible distinguir varias partes del feto.

OCTAVO MES

  1. La gravidez ofrece una sintomatología típica y en el proceso de diagnostico no se encuentran dificultades.
  2. Los placentomas tienen el tamaño de un huevo de gallina y se palpan muy fácilmente.
  3. El feto y sus partes es posible palparlas delante de la pelvis o están entrando a la cavidad pelviana.
  4. La arteria uterina media tiene el tamaño del dedo anular su fremito es fuerte.
  5. El útero asciende hacia la cavidad pelviana y regresa también el cuello uterino aflojando a su vez la pared vaginal.

 NOVENO MES

    Es muy similar al anterior el feto se prepara para el nacimiento, se ubica en el canal del parto.  

  1. Los signos externos empiezan a manifestarse como es aumento en el tamaño de la vulva y toma un color rosado intenso.
  2. La glándula mamaria empieza a aumentar de tamaño y más o menos 8 días antes vemos secreción de leche.
  3. El feto lo podemos palpar y podemos ver su colocación, si puede haber problemas o no.
  4. Al final del mes al llegar al canal del parto se inicia el reflejo de Fergusson, este hace que se desencadene el proceso del parto. 

Tomado del Blog de Canadagarzón.

2 Comentarios

  1. Angel Alvarado

    Excelentes articulos muy practicos y dejan buena enseñanza

  2. Soy zootecnista y he dicado buena parte de mi practica profesional a la reproduccion bovina, por lo tanto me interesa esta tematica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *