Home » Reproducción » Embriones » Dudas sobre la aspiración folicular (OPU)

Dudas sobre la aspiración folicular (OPU)

Es la técnica por medio de la cual se recolectan ovocitos de folículos en ovarios de hembras vivas, mediante aspiración guiada por ecografía a través de la pared del fornix vaginal. Se considera una adaptación de la técnica empleada en  humanos. Es más conocida como Ovum Pick Up –OPU- por sus siglas en ingles.

En la actualidad es la técnica utilizada regularmente en el proceso de  PEIV. La técnica de la OPU tiene la ventaja de ser sencilla y  adecuada, además de permitir la recolección  de ovocitos en series repetidas para procedimientos in vitro, con un aumento en el número de folículos luego de varias semanas de aspiración folicular.

La eficacia del procedimiento de aspiración folicular transvaginal está directamente relacionada con una metodología adecuada, dado que las variables técnicas para obtener los ovocitos pueden tener un impacto considerable en la cantidad y la morfología del cumulus oophorus (CCOs), y en consecuencia, sobre la capacidad  para desarrollarse.

Otro aspecto se relaciona con el tipo o raza de la donante, teniendo en cuenta su condición corporal y la edad.

Es de anotar que se observan variaciones  de tipo racial, encontrándose una peculiaridad del ganado Bos indicus en que las hembras suelen tener un mayor número de folículos ováricos y ovocitos recuperados por OPU en comparación con el ganado Bos taurus. Esta información se ha obtenido del ganado Nelore, responsable de aproximadamente del 80% del hato en el Brasil. Sin embargo, no hay una explicación aparente para esta diferencia biológica intrigante. (PONTES).

Hay un constante incremento en la participación de las razas lecheras en el mercado de embriones, especialmente el Gyr (68,0% del total) y Gyrholando (22,4%), la única raza compuesta con una importante participación tanto en  la TE como  en la PIV (VIANA).

El interés por las razas cebuínas lecheras se debe a su capacidad de adaptación para producir grandes cantidades de leche bajo condiciones de estrés tales como altas temperaturas, parásitos y pastos pobres. El incremento del método de la PIV en  donantes Girholando se ha debido al aumento de la eficiencia del uso de semen sexado para la fertilización in vitro, lo que facilita la producción de un gran número de hembras para la industria láctea. (XU).

En la Figura 3 SE presenta  el comportamiento  de  OPU  en las diferentes  razas  bovinas  en  Colombia, según GOMEZ.

Grafico 3

Es notorio y  sin explicación alguna cómo ciertas hembras  han producido cientos de ovocitos en un solo procedimiento OPU, sin ningún tipo de estímulo. SENEDA obtuvo 251 ovocitos por una sola vez, al igual que otros profesionales, lo cual indica la existencia de una variación individual en la producción de ovocitos de  donantes Bos indicus, en donde el Nelore presenta una especial característica solo en la producción de embriones in vitro. (RAFAGNIN).

Aunque  las  hembras  Nelore  tengan  mayor  número  de  folículos reclutados, los  parámetros  reproductivos  pueden  variar  ampliamente  entre  los  animales  de  la  misma  raza, o incluso  entre  gemelos  monocigóticos. (MACHADO).

Tabla 3

En la Tabla 3 se muestran los resultados obtenidos por el Dr Ramón Gomez, lo cual corrobora lo expuesto en tal sentido por otros autores.

Hay animales con un buen potencial para la OPU/PIV, debido a que presenta de forma natural muy altos promedios de ovocitos y por consiguiente buen número de embriones y preñeces. Muchos criadores han identificado hembras cuya progenie es muy buscada y fácilmente vendible.

Tabla 4

En la Tabla 4 se puede observar el desenvolvimiento de la vaca  118/2  durante  los años 2008-2012 en un programa  de  PEIF. (GOMEZ).

En las hembras prepúberes los ovocitos han demostrado una gran reducción de desarrollo al estado de blastocisto debido a la poca influencia de las gonadotropinas en este período, de otra parte las hembras viejas producen ovocitos con bajo porcentaje de desarrollo y de baja calidad debido a las pocas capas de las células del cúmulo.

Puesto que los ovarios de hembras gestantes mantienen su actividad durante la preñez, es posible la recuperación de los  ovocitos hasta el día 100 de gestación o hasta el momento en que el profesional pueda retraer los ovarios sin mayor esfuerzo. Igualmente está indicada en hembras de alta producción con  problemas reproductivos no ováricos como alteraciones de tipo anatómico del tracto reproductivo, afecciones podales y/o  hembras repetidoras.

Por lo anterior desde el punto de vista práctico y comercial, las hembras a aspirar deben ser  jóvenes, hijas de vacas de alta producción o hembras adultas con registros actualizados, en su pico de producción. De otra parte  hay  consenso  sobre la condición corporal (CC), en la que las donantes con baja CC producen  ovocitos  con  menos  capacidad  para  desarrollarse  al  estado  de  blastocisto, y  además hay  evidencias  de  que  las donantes  sometidas  a  estrés tendrían ovocitos   menos  competentes.

La técnica  de  OPU  es un procedimiento  minimamente invasivo que permite la recolección de ovocitos en sesiones repetidas a intervalos de 7 a 15 días, con lo cual se logra un mayor número de embriones por animal año, que por TE convencional.

Existen estudios que sugieren diferentes días del ciclo estral para realizar  la OPU (días 3-4, 9-10, 15-16 después del estro) y a diferentes intervalos de una o dos veces a la semana.

MERTON et al sugiere que la mejor tasa de recuperación  se presenta cuando el intervalo entre punciones es de 7 días, al compararlo con protocolos que utilizan intervalos de 3 o 4  días.

En un trabajo  realizado por MOREIRA y col, se realizó la recolección de ovocitos mediante OPU a intervalos de una vez por semana (Grupo 1) y dos veces a la semana (Grupo 2). No hubo diferencia significativa entre los grupos G1 y G2. Los folículos >9 mm se observaron durante todos los intervalos considerados entre aspiraciones (3-4 o 7 días)Se recolectaron más ovocitos por sesión en el G1. La recolección de COCs Grado I fue mayor en el G2. No hubo diferencia en la tasa de clivaje entre los grupos, pero el porcentaje de embriones que alcanzaron el estado de blastocisto fue mayor en el G2. La mayor calidad de los ovocitos del G2 fue compensada por la mayor tasa de recuperación del G1.

GALLI et al observaron que la OPU realizada dos veces a la semana, producía el mayor número de ovocitos  recolectados con la  calidad adecuada para la PIV.

La competencia de los ovocitos obtenidos por aspiración folicular transvaginal no parece estar influenciada por el tamaño del folículo, sin embargo se ha demostrado que la tasa de recuperación es más alta significativamente para los folículos inferiores o iguales a 4 mm. La tasa de recuperación es el número de ovocitos recuperados tras la punción de 100 folículos y ha demostrado que los folículos menores permiten la más eficiente recuperación ovocitaria Como una estrategia para mejorar la relación costo-beneficio en los programas de PIVE, los donantes pueden clasificarse como adecuadas cuando la ecografía de los ovarios muestra de manera satisfactoria la población de folículos con un diámetro superior a 3 mm  (SENEDA).

Entre un 50 y 70% de los ovocitos obtenidos son aptos para fertilización In Vitro, alrededor del 90% de estos son fertilizados y entre el 20 y 40% alcanzan el estado de blastocisto. Por lo tanto, mantener una fuente constante de ovocitos de alta calidad de desarrollo, alto valor genético y máxima calidad sanitaria sería uno de los puntos claves para garantizar un sistema de producción de mebriones in vitro. (NAVA)

La tasa de preñez se encuentra alrededor del 50% para los embriones en fresco y cerca del 40% para embriones congelados, siendo la tasa de nacimientos menor en un 5-10% que la tasa de preñez. Estos resultados ampliamente variables en los diferentes programas de FIV. (WAGTENDONK-de LEEUW)

Algunos profesionales han  implementado la compra de  ovocitos aspirados de novillas de matadero,  provenientes de ganaderías de alta producción, eliminadas con la finalidad de mantener la capacidad  de carga de la explotación, las cuales se destinan a la producción y congelación de embriones por FIV.

La punción continua, dos veces a la semana, tiene una gran influencia sobre el ciclo estral, al modificar la función endocrina y los mecanismos de crecimiento folicular,

lo que conduce a que se presenten intervalos irregulares o ausencia de estros. Las punciones en sesiones frecuentes pueden dar lugar a una disfunción o ausencia del CL y a una producción inadecuada de Progesterona. TAKENOUCHI et al sugieren que si la OPU se limita a los días 0 y 12 del ciclo, la influencia de la dinámica folicular puede disminuirse o eliminarse. BAGE et al afirman que en protocolo de dos veces a la semana, limitados a la primera mitad del ciclo estral, en  novillas, estas presentan intervalos estrales normales. (PFEIFER).

Se ha demostrado que la perforación del fornix vaginal cura rápidamente y solo en pocas oportunidades se presentan inflamaciones o procesos infecciosos del tracto genital. Puede desarrollarse en algunos casos hematomas  en la región perivaginal, no siendo un problema grave para la donante. La punción de los ovarios puede dar lugar a fibrosis o adherencias, en especial en vacas sometidas a aspiraciones seriadas en períodos cortos, igualmente se ha observado mineralización del folículo o del parénquima ovárico, así como engrosamiento del epitelio ovárico, lo cual da lugar a una disminución de la actividad ovárica. El riesgo de secuelas consecutivas a la OPU existe y debe tenerse en cuenta,  por lo que el procedimiento debe realizarse de manera cuidadosa.

Por lo anterior, al igual que en todas las técnicas de reproducción asistida, es importante que el profesional tenga  bases firmes sobre anatomía y fisiología reproductiva, al igual que la habilidad necesaria  para la correcta identificación del tracto genital y las estructuras funcionales del ovario, tanto por palpación como por ecografía. Juega  un papel muy importante el criterio y la experiencia del profesional en la escogencia del  protocolo a seguir teniendo en cuenta las distintas variables tanto generales como individuales, al seleccionar la donante y evaluar su capacidad de producción de  ovocitos, al momento de la OPU, para que se puedan lograr resultados satisfactorios.

Artículo enviado a Prosegan por: Dr. Miguel Germán Rivera Gaona | Email: cuchacho@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *