Home » Nutrición » Así se produce el forraje hidropónico

Así se produce el forraje hidropónico

Es una tecnología de producción de forraje fresco, una fábrica de alimento, donde se controla el proceso de germinación de cereales (el maíz forrajero, el trigo, avena y la cebada), destinado para la alimentación de animales. El forraje hidropónico goza de alta sanidad, excepcional calidad nutricional, su germinación se logra muy rápidamente ya que solo tarda entre 10 y 12 días para cumplir su ciclo germinativo y momento en el cual la planta habrá producido una cantidad de proteína, minerales y vitaminas; elementos que puedan remplazar el uso de los concentrados sin que se presente ningún desbalance nutricional en los animales. Pues consumen un alimento que posee gran densidad calórica, que dispone de grasas altamente digestibles y un mayor contenido de carbohidratos, un alimento que no produce desordenes metabólicos, reflejándose en un gran beneficio económico para el productor.

Este sistema de cultivo de pasto forrajero puede ser cultivado exitosamente en cualquier época del año, sin importar la ubicación geográfica y sin la necesidad del suelo, por medio de una técnica conocida como hidroponía, “el arte de cultivar plantas sin usar el suelo”. Siempre y cuando se establezcan las condiciones mínimas necesarias para lograrlo.

A pesar que el termino hidroponía significa “trabajo en el agua” (del griego hydro: agua y ponos: trabajo), una de las ventajas de los cultivos hidropónicos es el significado ahorro de este preciado líquido, por lo que se constituye en una muy buena opción de siembra, particularmente en zonas donde las sequias o el intenso invierno ocurren con frecuencia.

Por medio de la hidropónica se logra un aumento de los cultivos, creándose unas condiciones óptimas de desarrollo ya que esta técnica focaliza su atención en alimentar, de manera controlada, el sistema radicular de las plantas por medio de agua y minerales, sin la utilización de un sustrato o capa de terreno de soporte.

PASOS PARA LA PRODUCCIÓN DE FORRAJE HIDROPÓNICO.

El proceso para una buena producción de FVH (Forraje Verde Hidropónico), debe considerar los siguientes elementos y etapas:

  • Selección de las especies de granos. 

Se utilizan granos de: cebada, avena, maíz, trigo y sorgo. La elección del grano a utilizar depende de la disponibilidad local y/o del precio a que se logren adquirir.

  • Selección de la semilla. 

Se debe usar semilla de buena calidad, de origen conocido, adaptadas a las condiciones locales, disponibles y de probada germinación y rendimiento. Es muy conveniente también que las semillas elegidas para nuestra producción de forraje, se encuentren libres de piedras, paja, tierra, semillas partidas las que son luego fuente de contaminación, semillas de otras plantas y fundamentalmente saber que no hayan sido tratadas con agentes pre emergentes o algún otro pesticida tóxico.

  • Lavado de la semilla. 

Las semillas deben lavarse y desinfectarse con una solución de hipoclorito de sodio al 1% (preparada diluyendo 10 ml de hipoclorito de sodio por cada litro de agua). El lavado tiene por objeto eliminar hongos y bacterias contaminantes, liberarlas de residuos y dejarlas bien limpias.

El tiempo que dejamos las semillas en la solución de hipoclorito, no debe ser menor a 30 segundos ni exceder de los tres minutos. El dejar las semillas mucho más tiempo puede perjudicar la viabilidad de las mismas. Finalizado el lavado procedemos a un enjuague riguroso de las semillas con agua limpia.

Lavado del grano 1

Lavado del grano 2

  • Remojo y germinación de las semillas. 

Esta etapa consiste en colocar las semillas dentro de un recipiente con orificios o una bolsa de tela y sumergirlas completamente en agua limpia por un período 16 horas para lograr una completa imbibición. Este tiempo lo dividiremos a su vez en 2 períodos de 8 horas cada uno. A las 8 horas de estar las semillas sumergidas procedemos a sacarlas y orearlas (escurrirlas) durante 1hora. Acto seguido las sumergimos nuevamente por 8 horas para finalmente realizarles el último oreado. Es importante utilizar suficiente cantidad de agua para cubrir completamente las semillas y a razón de un mínimo de 0,8 a 1 litro de agua por cada kilo de semilla.

Este recambio de cada 8 horas La cal es un compuesto muy agresivo para nuestras semillas y el dejarlo por más tiempo podría causar la muerte de las mismas, sin embargo es recomendable que lo hagas de esta forma porque evitaras la incidencia de hongos.

  • Dosis de siembra. 

Las dosis óptimas de semillas a sembrar por metro cuadrado oscilan entre 2,2 kilos a 3,4 kilos considerando que la disposición de las semillas o “siembra” no debe superar los 1,5 cm de altura en la bandeja.

  • Siembra en las bandejas e inicio de los riegos. 

Realizados los pasos previos, se procederá a la siembra definitiva de las semillas en las bandejas de producción. Para ello se distribuirá una delgada capa de semillas pre- germinadas, la cual no deberá sobrepasar los 1,5 cm de altura o espesor. Luego de la siembra se coloca por encima de las semillas una capa de papel (diario, revistas) el cual también se moja. Posteriormente tapamos todo con un plástico negro recordando que las semillas deben estar en semi oscuridad en el lapso de tiempo que transcurre desde la siembra hasta su germinación o brotación. Mediante esta técnica le estamos proporcionando a las semillas condiciones de alta humedad y una óptima temperatura para favorecer la completa germinación y crecimiento inicial.

Maiz Hidroponico

  • Riego de las bandejas. 

El riego de las bandejas de crecimiento del FVH debe realizarse sólo a través de microaspersores, nebulizadores y hasta con una sencilla pulverizadora o “mochila” de mano.

Al comienzo (primeros 4 días) no deben aplicarse más de 0,5 litros de agua por metro cuadrado por día hasta llegar a un promedio de 0,9 a 1,5 litros por metro cuadrado. El volumen de agua de riego está de acuerdo a los requerimientos del cultivo y a las condiciones ambientales internas del recinto de producción de FVH. Un indicador práctico que se debe tener en cuenta es no aplicar riego cuando las hojas del cultivo se encuentran levemente húmedas al igual que su respectiva masa radicular.

Es importante recordar que las cantidades de agua de riego deben ser divididas en varias aplicaciones por día. Lo usual es entregarle el volumen diario dividido en 6 o 9 veces en el transcurso del día, teniendo éste una duración no mayor a 2 minutos.

  • Riego con solución nutritiva. 

Apenas aparecidas las primeras hojas, entre el 4° y 5° día, se comienza el riego con una solución nutritiva. No debemos olvidar que cuando llegamos a los días finales de crecimiento del FVH (días 12 o 13) el riego se realizará exclusivamente con agua para eliminar todo rastro de sales minerales que pudieran haber quedado sobre las hojas y/o raíces.

  • Cosecha y rendimientos. 

En términos generales, entre los días 12 a 14, se realiza la cosecha del FVH. Sin embargo si estamos necesitados de forraje, podemos efectuar una cosecha anticipada a los 8 o 9 días.

La cosecha del FVH comprende el total de la biomasa que se encuentra en la bandeja o franja de producción. Esta biomasa comprende a las hojas, tallos, el abundante colchón radicular, semillas sin germinar y semillas semi germinadas.

Todo esto forma un sólo bloque alimenticio, el cual es sumamente fácil de sacar y de entregar a los animales en trozos, desmenuzado o picado, para favorecer una fácil ingesta y evitar rechazos y pérdidas de forraje en el suelo.

Quienes estén interesados en aprender más o implementar esta tecnología en sus predios pueden contactar a Kristiam Nieves a los teléfonos 301 637 3917, 301 219 4929 o escribir al email kristiam-23@outlook.com.

3 Comentarios

  1. Freddy José Díaz Risquez

    Excelente opción para la alimentación de los animales sobre todo si están confinados. Sería conveniente dar mas explicaciones acerca de los sitios donde se puede hacer este trabajo. Gracias

  2. Javier Mauricio Quiroga

    Cuantos kilogramos de FVH, se obtienen por m2, o por kilogramo de maiz sembrado, gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *