Home » Reproducción » Embriones » Fertilización de embriones in vitro

Fertilización de embriones in vitro

La Fertilización In Vitro es la Técnica de Reproducción Asistida  en donde la Maduración y Fecundación de los gametos  femeninos, así como  el desarrollo  de  los  embriones resultantes hasta el estado de blastocisto se  lleva  a cabo artificialmente a nivel de laboratorio, para con posterioridad ser congelados o transferidos a una receptora en donde terminará su período de gestación, dando lugar a un nuevo individuo viable.

Al igual que la TE, la FIV se ha desarrollado desde el punto de vista investigativo, requisito previo para su implementación y desarrollo a nivel comercial, objetivo final como factor de producción, productividad y valor agregado de la industria ganadera.

En el aspecto investigativo la FIV permite obtener los conocimientos básicos para entender el mismo proceso in vitro y poder afrontar otras líneas de investigación como la criopreservación de gametos y embriones, la transferencia nuclear y la producción de embriones genéticamente modificados. Igualmente es  posible  la evaluación de la capacidad fecundante del semen y el diseño de  diferentes protocolos de congelación y sexaje del mismo. Es una técnica que facilita la conservación de especies en vías de extinción.

La aplicación inicial de la Producción de Embriones In Vitro (PEIV) fue la obtención de embriones bovinos a gran escala,  a partir de ovarios de donadoras de matadero. Como resultado de la implementación de  técnicas que permiten la recolección de ovocitos de manera  directa de ovarios de donadoras vivas, se ha podido introducir ampliamente la PEIV en programas de selección genética en las distintas especies.

La utilización de la PEIV para la producción comercial de embriones presenta las siguientes ventajas:

  1. Logra un  mejoramiento genético del hato más ágil en un menor tiempo, acortando el período generacional, utilizando  hembras de alta producción y reproductores  probados.
  2. Esta técnica no altera los ciclos reproductivos de la donadora, por lo que   no hay necesidad de aplicar gonadotropinas, evitando efectos secundarios por el empleo de FSH.
  3. Se logra una mayor cantidad de embriones por donante ya que la aspiración folicular puede realizarse a intervalos cortos. Igualmente puede realizarse  en hembras gestantes o poco después del parto.
  4. La FIV está indicada en hembras de alta producción que  no  son aptas para un proceso de TE convencional, por deformaciones anatómicas que impiden la fertilización y/o el lavado de  los embriones, como el cuello en S, o que  no responden al tratamiento superovulatorio MOET (Multiovulación y  Transferencia de Embriones). Así mismo está indicada en hembras que han sido eliminadas de la reproducción por afecciones que no alteran el funcionamiento ovárico, como metritis, complicaciones post quirúrgicas o lesiones podales, vacas repetidoras (RODRIGUEZ).
  5. La técnica permite la utilización de semen de toros costosos ya que el número de embriones producidos por pajilla disminuye los costos del semen. Así una pajilla es suficiente para 3 a 5 donadoras. De otra parte, cada grupo de ovocitos se pueden inseminar con un toro diferente, lo que aumenta el número de posibles combinaciones genéticas (MERTON).
  6. La PEIV permite  y facilita la  utilización de  semen sexado para la producción de hembras con una eficiencia del 90%.

Sin embargo la FIV presenta algunos inconvenientes para el logro de resultados más satisfactorios:

  1. A pesar de los esfuerzos realizados para mejorar la eficiencia de la FIV, esta tiene aún un bajo rendimiento ya que el porcentaje de ovocitos capaces de transformarse en embriones transferibles está entre el 30 – 40%.
  2. Los embriones producidos in vitro son de menor calidad que los obtenidos in vivo, existiendo entre ellos numerosas diferencias. Los embriones producidos in vitro son más oscuros y de menor densidad por su mayor contenido citoplasmático de lípidos. Tienen un menor número de blastómeras, en especial  a nivel de la masa celular interna, una zona pelúcida más frágil, reducción del espacio perivitelino y mayor velocidad de desarrollo.  Además presentan alteraciones de comunicación intercelular, con una expresión anormal de las proteínas que forman las uniones Gap, un mayor contenido de triglicéridos y menor de otros lípidos, alteraciones de la expresión genética, mayor incidencia de apoptosis. Lo anterior reduce su potencial de desarrollo pre y postimplantación, lo cual origina bajos porcentajes de gestación (30-40%). (HERRADON).
  3. Existe una mayor divergencia en el desarrollo embrionario de los obtenidos in vitro respecto de los in vivo, ya que los segundos dependen del momento de la ovulación y la fecundación, sin embargo, en el modelo in vitro el momento de la fecundación es más preciso y por lo tanto tiene una mayor sincronización (PALMA).
  4. Los embriones in vitro tienen menor resistencia a la  criopreservación, siendo uno de sus principales problemas, ya que la supervivencia después del congelamiento es menor que el de los embriones producidos in vivo, lo cual dificulta su conservación a largo plazo. Por lo tanto, estos embriones son transferidos preferiblemente en fresco, lo cual requiere de la sincronización de las receptoras con la producción de embriones. (COLAZO).
  5. Nacimiento de terneros voluminosos, conocido como exceso de volumen fetal. Más del 30% de los terneros nacidos por FIV presentan un peso superior a los 50 Kgs, independientemente de su raza. Lo cual aumenta el porcentaje de distocias por este concepto. (KRUIP).

Grafico 1

Gráfico 1. Tendencia de la PEIV a nivel mundial.

Los TEs producidos  por FIV en 2011 en Sur América fueron de 373.836, siendo el  Brasil el país en donde se logró el mayor número de TE-FIV 318.119, representando  el 85% del total.

Tabla 1

A pesar de las limitaciones de la técnica, Brasil ha mostrado un fuerte impulso para reemplazar la TE por OPU / PIV. Esto se debe a una peculiaridad del ganado cebú (Bos indicus), dado que las vacas suelen tener más folículos ováricos y más ovocitos recuperados por OPU en comparación con el ganado Bos taurus. No hay ninguna explicación aparente para esta diferencia biológica intrigante. Sin embargo, la información disponible en la mayoría de OPU/PIV en Brasil, se obtuvo en Nelore, responsable de aproximadamente el 80% del rebaño. Las razas cebuínas siguen representando la mayoría de los embriones producidos en Brasil, con 94% del total. (PONTES).

Grafico 2

Según ASOCEBU durante 2012 se incrementó el Fertilizaciones In Vitro, para un total de 4367. Para 2012, el incremento de la Transferencia de Embriones fue de un 3.52% frente a 2011, reportándose  4112 lavados al finalizar el año, de los cuales 906 fueron embriones frescos, 3113 In Vitro y 93 congelados. (Revista “El Cebu” 391 Marzo-Abril 2013).

Tabla 2

En la Tabla ­­­2 se pueda apreciar  cual ha sido la Evolución de la TE-FIV en Colombia de 2.008 a 2.012 en donde se ha logrado un mejoramiento efectivo en el porcentaje de preñez del 9.6% en 5 años. (GOMEZ).

En un próximo artículo hablaré de la técnica de producción de embriones in vitro.

Artículo enviado a Prosegan por: Dr. Miguel Germán Rivera Gaona | Email: cuchacho@hotmail.com

2 Comentarios

  1. Me parece interesante aporte al conocimiento.

  2. Bolito morillo

    Soy un avisionado a la ganadería me gustaría aprender más sobre todo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *