Home » Clínica » 10 pasos para el control de la mastitis

10 pasos para el control de la mastitis

La mastitis bovina es el proceso patológico que mayores pérdidas económicas origina en el ganado lechero, superando ampliamente las causadas por infertilidad y otros problemas reproductivos. Su control es además uno de los de mayor importancia en los últimos años de la medicina bovina. Para reducir las pérdidas económicas y de los gérmenes tanto contagiosos como del ambiente, es necesario seguir las reglas de higiene, manejo y sanitarias.

¿QUÉ ES LA MASTITIS?

Es la inflamación de la ubre, ya sea causada por infecciones, lesiones (específicamente de los pezones). Disturbios de tipo metabólico o bien por los cambios fisiológicos asociados con la terminación de la lactancia.

¿CUÁLES SON LOS AGENTES QUE CAUSAN LA MASTITIS?

Son las contagiosas, como son el grupo de Streptococcus agalactiae y Staphilococcus Aureus, así como los del medio ambiente, dentro de los que destacan Echerichia coli, Klebsiella.

TECNOLOGÍA ¿QUÉ DEBE HACER PARA REDUCIR LA MASTITIS?

Deberá seguir los siguientes pasos para controlar la mastitis.

1) Mantenimiento y Uso del Equipo de Ordeño.

Se deberá de tomar en cuenta las recomendaciones del fabricante para el buen funcionamiento del equipo. Asegúrese de que el equipo de ordeño tenga el tamaño adecuado para manejar el número de vacas que se tiene en la explotación. Esterilice o desinfecte el equipo de ordeño con cloro al 1% antes de cada ordeña y lave el equipo al final de cada ordeña. Cambie las mamilas cada 1,200 ordeñas.

Sala de ordeno

Foto: Perulactea.

2) Utilizar Procedimientos de Ordeño Adecuados.

Use siempre una solución desinfectante tibia para lavar cada ubre y preselle con cloro al 0.5% durante 30 segundos. Seque perfectamente bien los pezones y ubre, utilizando toallas de papel. Despunte los primeros chorros de leche en un tazón de fondo obscuro y cheque la presencia o no de grumos. Evite los deslizamientos o rechinados, ajustando o alineando el equipo de ordeño. Evite el escurrimiento al máximo del equipo al final de la ordeña. Utilice un sellador efectivo inmediatamente después de quitar la máquina.

3) Manejo de la Vaca Seca.

Disminuya la producción de leche hasta menos de 15 a 20 L por día, antes de secarla. Utilice el método de secado súbito y un tubo secador comercial por cuarto después de la última ordeña. Primero selle y después desinfecte la punta del pezón con un algodón mojado en alcohol. Como medida de prevención, durante una semana, diariamente selle los pezones después del secado y antes del parto. Si tiene vacas que su secado dure más de 90 días, use tubos secadores cada 45 días. Si su hato tuviera mastitis clínica en vaquillas de primer parto, utilice tubos secadores 15 días antes del parto.

4) Tratamiento Adecuado y Oportuno de Mastitis Clínica Durante la Lactación.

Desinfecte la punta de cada pezón con algodón y benzal, antes de aplicar cualquier infusión dentro de la ubre. Utilice jeringas para tratamientos individuales, en lugar de las multidosis, así mismo la introducción de la punta de la jeringa en el pezón deberá de ser parcial. Tenga cuidado en el uso de los productos, revisando fechas de almacenamiento y caducidad.

5) Elimine las Vacas con Infecciones Crónicas de Mastitis.

Cuando en su hato existan vacas que han sido tratadas por períodos largos y no respondan al medicamento es preferible desecharlas. Si al hacer un análisis clínico detecta que su explotación tiene vacas con conteo de células somáticas por arriba de 500.000 células por mililitro de leche, deséchelas. Cuando decida introducir nuevas vacas al establo, revise en lo posible la información individual de mastitis y sepárelo del hato y realice un muestreo de laboratorio.

Higiene de la ubre

Foto: Raúl Mazo Velásquez.

6) Mantener Registros.

Realice la prueba de California semanalmente y registre la información. Lleve los registros por vaca, anotando número de vaca, tratamiento, cuarto afectado, fecha, producto utilizado, vía de administración, días de tratamiento y tipo de mastitis.

7) Mantenga un Medio Ambiente Limpio.

Cuide de que donde las vacas descansan esté limpio. Desinfecte y limpie las áreas de descanso, utilizando cal. – Evite tener una sobre población de animales en los corrales.

8) Observar Regularmente el Estado de Salud de la Ubre.

Revise el pezón, principalmente la punta, diariamente, durante la ordeña, para detectar alguna lesión. Tome pruebas de leche y envíelas al laboratorio para su análisis de vacas sospechosas. Utilice la prueba de California para monitorear vacas sospechosas. Revise o palpe con frecuencia los cuartos de manera individual.

9) Revisión Periódica del Programa de Control de Mastitis.

Designe a una persona para que realice las pruebas de California. Capacite de manera periódica a los ordeñadores en el cuidado y manejo de la ubre. Analice los registros de manera individual, por cuarto de manera periódica.

10) Determine Metas para la Salud de la Ubre en el Establo.

Revise mensualmente los registros que cada ordeñador lleva para las pruebas de mastitis y establezca objetivos para disminuirla. Determine qué tan efectivos fueron los tratamientos y el porcentaje de curación.

Publicado en: BM Editores.

Recomendado: click aquí para abrir más artículos sobre mastitis.

3 Comentarios

  1. Grobert Barrientos Talaverano

    Me da un gusto y saludarles por el trabajo continuo en mejorar la produccion lechera y por las informaciones continuas e investigadas.

  2. En el control de mastitis, habla de un tubo secador. Podia explicar que aparato es; y cual es su importancia en el control de mastitis.

  3. Andrés Mauricio Cortés Carrillo

    Don Jairo la página web es súper completa , muy interesante para principiantes del tema y recursiva para solucionar algún duda en el campo bovino. Sería bueno recordar la dirección y teléfono del grupo para imprimirlo o agregarlo en una base de datos informal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *