Home » Manejo » Etología » Comportamiento animal: olores y sonidos

Comportamiento animal: olores y sonidos

El uso del comportamiento  animal es de hace miles de años, en las actividades animales, sin embargo por nuestras malas practicas se ha perdido la productividad animal e inclusive se pierden miles de animales por los golpes, choques eléctricos y demás que  en realidad no son necesarios.

En este escrito les explicaré sobre  el uso de sonidos para llamar a los animales, para alimentarlos y demás, como todos sabemos los animales se acostumbran a un determinado sonido que nosotros llamamos nombre, en perros los nombres como “Sultán” “Nerón”  entre otros, en aves el conocido “Pio, Pio, Pio”  y los silbidos en el ganado. Este último método no es del todo malo solo que está mal utilizado.

Los animales  en forma natural emiten sonidos en esta forma discontinua, estos sonidos reciben el nombre de Predicas y se dividen en Dadivas, que es lo que hace que un determinado sonido se convierta de un llamado de grupo a un llamado de auxilio según se escuche mas rápido y mas fuerte, el animal los utiliza diariamente comenzando con sonidos agudos altos desde el amanecer hasta la luz clara, luego de la luz clara, los sonidos se suspenden a susurros durante el día para luego en la tarde volver a emitir sonidos graves y fuertes. Sin embargo  durante el día se escuchan sonidos de llamado de madres llamando a sus hijos, de machos marcando territorio y en son de tranquilidad (Codex Dagda).

Predicas

En realidad si pudiéramos escuchar todos los sonidos animales escucharíamos un universo de sonidos, sin embargo la mayoría de las voces animales son inaudibles para los humanos, solo escuchamos  regularmente sonidos de voces de peligro (Perros, aves, ardillas y ganado), de marcaje de territorio y temperatura (Gallos),  o de saludo (caballos)  como los más escuchados.

Ningún animal emite un mismo sonido siempre,  por lo que utilizar estos como un sistema es algo complicado pero lo que si podemos es utilizarlos para llamados de alimentación  y  para tranquilizarlos, un método que da muy buenos resultados es el de música instrumental, sin embargo, se debe respetar ciertos parámetros, no toda música instrumental sirve para la productividad animal, y debemos respetar los decibeles según el tiempo transcurrido, a sea no colocar música clásica y repetirla una y otra vez, pero un mismo listado si se puede repetir  cada día, si se quiere tranquilizar animales se utiliza música variada instrumental, si se quiere acostumbrar a aun animal para un determinado momento por ejemplo tiempo de ordeño, de comer o movimiento si se utiliza un mismo tema instrumental algo sonoro como flauta dulce, campanadas o arpa, que sea un mismo instrumento no muchos a la vez .

Para lograr buenos resultados productivos  lo ideal es colocar música instrumental de flautas y tambores, junto con  arpa en las primeras horas del día,  si se acostumbra al animal a un sonido de alimentación, colocar este sonido al momento de alimentarlo no mas de las ocho de la mañana, en caso de las vacas lecheras, hacer esta tarea al momento del ordeño, luego se colocara música instrumental mas suave durante el día y hasta la tarde (recuerden no la misma canción una y otra vez) luego retomamos la música algo fuerte de flautas, gaitas, etc., hasta caer la noche. Es bueno anotar que nunca utilice voces humanas en las músicas, ni sonidos estridentes, como Rock, Reguee, salsa, etc., ellos no aprecian esto es mas les molesta, solo que lo toleran.

El sonido de llamado se aprende desde la infancia, igual los olores, por lo que este aspecto es muy importante a la hora de domesticar y tranquilizar animales, hemos observado que los olores florales ofrecen a ciertos animales tranquilidad, mientras que a otros no, sin embargo no debemos llevar al animal olores fuertes como amoniaco, alcohol, gasolina, éter, que es bueno más bien para ahuyentarlos, mas no como olores de costumbre dado que se les puede alterar nervios y dañar algunos sistemas.

La utilización de olores debe hacerse  junto con los sonidos, no separados y en un mismo plano, si se acostumbra a un animal a llamarlo con Mozart y lavanda, no cambiarlo luego a Mozart y jazmín, o lavanda y Bach, en cada periodo de música el olor especifico, he aquí la magia de utilizar el comportamiento en las actividades animales, con esto se logra aumentos de peso y de producción de hasta 30% y la reducción de ataques de hasta un 80%.

Comportamiento animal

Comportamiento bovino

El uso de estas herramientas nos ofrece un sinnúmero de ventajas para lograr la ansiada  productividad  sostenible, muy  necesaria en estos días en nuestros campos, recordemos un animal tranquilo es productivo, y la productividad se debe hacer  sostenible, esto hará que los productos sean sanos y de calidad  para los consumidores que son al final nuestros mas importantes clientes.

Enviado por: Ing. Olmedo Quintero. Email: ecologianacional@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *