Home » Reproducción » Inseminación » Tecnología para la detección del celo

Tecnología para la detección del celo

Uno de los puntos críticos que vemos en los programas de inseminación artificial en bovinos es la detecchión del celo. Ésto a simple vista parece no ser muy grave pero sé que hasta hace muy poco la industria lechera de los Estados Unidos dejaba de percibir USD 300.000.000 por causa de ésta deficiencia. Y si esto es en un país industrializado donde la ganadería se toma como una verdadera empresa, ¿qué esperamos de nuestra débil y rudimentaria ganadería tropical?

El celo o calor de la hembra bovina se presenta de diferentes forma. Existen los celos normales cuya duración va de 8 a 12 horas; tenemos los celos débiles que son calores casi imperceptibles; los celos cortos que son celos perceptibles pero de poca duración y los celos silentes que son celos que pasan inadvertidos por no presentar la conducta típica de éste estado fisiológico. Adicional a ésto, se sabe que al menos el 60% (o más) de los celos se presentan fuera del alcance visual del operario (de 6:0 pm a 4:00 am) por ser las horas más frescas del día.

Esto ha llevado a que se creen nuevas tecnologías capaces de ayudarnos a detectar los celos y hacer más eficientes las labores de reproducción asistida. A continuación voy a exponer algunas de estas tecnologías disponibles en el mercado.

PARCHES QUE SE ACTIVAN CON PRESIÓN.

No son nada nuevo en realidad pero en nuestros países no son muy populares. De estos parches tenemos los Kamar y los Bovine Beacon. Básicamente son unos dispositivos que se adhieren a la base de la cola y cuando una hembra es montada por un macho recelador o por otra hembra del lote la presión hace que cambien de color permitiendo identificar a la hembra que se encuentra en celo.

Kamar

En mi opinión es una buena alternativa pero tiene como defecto que si bien nos enseña cuál hembra se encuentra (o encontró) en celo, no es posible saber el momento exacto del mismo de forma que la inseminación tendrá que hacerse a efecto, es decir, observando a dicha hembra hasta que rehuya la monta, momento en que sabemos que el calor está pasando y es el momento óptimo.

PODÓMETROS

Un podometro es un equipo electrónico que registra el número de pasos dados por el animal que lo porta. Su uso en reproducción obedece a que el número de pasos dados por las hembras en estro (fase folicular) es de 2 a 4 veces mayor que el número de pasos dados por las hembras en diestro (fase luteal).

Podometro

En algunos sitios registran que la eficiencia de éste método va del 60% al 100% mientras que en otros sitios nos dicen que éste sistema, si bien detecta los celos con exactitud, también es responsable de mostrar muchos falsos celos por lo que se hace necesario combinar su uso con otros sistemas.

MEDICIÓN DE LA IMPEDANCIA ELÉCTRICA VAGINAL

Durante el proestro aumenta la hidratación de los genitales con respecto al proestro. La hidratación de los tejidos se encuentra inversamente relacionada a la impedancia (resistencia) eléctrica tisular. El medidor de impedancia eléctrica es una sonda con dos electrodos que se inserta en la vagina. La impedancia eléctrica será menor durante el estro. Mediante éste método se han conseguido resultados que van desde el 75% al 82% pero algunos autores consideran que éste método es poco fiable pues pueden haber variaciones marcadas entre animales.

Detector de celo Draminski

HEAT WATCH

Es un sistema electrónico que combina censores-transmisores electrónicos de presión, un receptor que obtiene informaciones de los transmisores individuales de cada vaca cuando los sensores se activan, y un buffer que  almacena la información hasta que esta es requerida. Los sensores-transmisores de presión tienen aproximadamente 2 cm de alto, 5 cm de ancho y 7,5 cm de largo y se adhieren sobre el sacro de las vacas a las que se intenta detectar celo. La antena receptora se coloca en una parte alta del establecimiento permitiendo la recepción de señal de hasta 400 m. Si hace falta se puede agregar una “repetidora” para hacer llegar la señal a la base donde la información se almacena automáticamente en un buffer, que puede ser consultada en cualquier momento en una computadora personal.

El sistema HW registra el momento del día y la duración en segundos de cada monta de la que el animal es objeto. El sistema genera dos listas principales: la de “sospechosos de estar en celo” y la de “en celo”. La información provista al sistema con respecto a la frecuencia y duración de las montas, adjudica a los animales a alguna de las dos listas, pudiendo ser modificada para cada situación particular.

Este sistema Ha sido testeado en la universidad de Virginia Tech desde el año 1994 obteniéndose una eficiencia de detección de celo del 94% con un nivel de exactitud del 95%. Aun cuando existen solo resultados parciales, se verifico una disminución del periodo de vaca vacía posparto de alrededor de 30 días, incrementando la tasa de preñez en un 20% y disminuyendo en 0.5 el número de servicios por preñez. Si bien su costo es alto aún, dependerá de la evaluación de perdidas por fallas en la detección de celos que se produzca en cada situación particular para determinar si se justifica la inversión. Por ultimo, se esta desarrollando otro sistema que consiste en un detector de presión y un marcador lumínico, estos sistemas están todavía en etapa experimental.

Heat Watch

En realidad ninguno de estos sistemas es una novedad pero en nuestros países han pasado inadvertidos y pueden ser unas buenas herramientas para superar el obstáculo de la detección de celos y mejoras los porcentajes de preñez de nuestras empresas ganaderas.

3 Comentarios

  1. Patricio Molina

    Todos estos y otros implementos que existen en apoyo a la detección de celos, son eso, sistemas de apoyo, funcionan siempre en conjunto con la visualización de los animales. Ninguno es autosuficiente, salvo, la visualización de los animales para detectar celos.
    Es por ello que la capacitación en detección de celos es de vital importancia y debe ser abordada tomando en cuenta las características socioculturales de los educandos, sus entronos laborales y las condiciones del entorno para la posterior ejecución de la inseminación, sus roles en los predios y un sin-número de factores que finalmente aportan a la formación de una persona que asuma el trascendental rol que deberá jugar en la reproducción del rebaño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *