Home » Clínica » Cirugías » Descorne estético del bovino

Descorne estético del bovino

Las neumatización de las apófisis cornuales es el proceso progresivo  por el cual se introduce mucosa del seno frontal hacia el interior de los mismos dando lugar a la formación del seno cornual. Comienza generalmente durante el sexto mes de vida. Este dato es importante a tener en cuenta a la hora de realizar un descorne, ya que indica a partir de qué edad del animal podría existir una comunicación potencial con el seno.

La misma avanza con la edad hacia el vértice del cuerno. No siempre se cumple en todas la razas bovinas.

Manejo anestésico.

El nervio cornual constituye parte de la rama Oftálmica del Nervio Trigémino (Par Craneal V). Es un nervio meramente sensitivo. El lugar más apropiado para su bloqueo es inmediatamente por detrás del centro comprendido entre el ángulo lateral del globo ocular y el cuerno. Levemente ventral a la línea temporal.

Es preferible realizar el bloqueo próximo a la base cornual y no al ojo, debido que al inicio del trayecto el nervio está cubierto por grasa y luego solo por piel y atravesado por el musculo Frontal.

La Anestesia lograda es en la mayoría de la ocasiones es insuficiente, por lo que se aconseja un bloqueo en anillo subcutáneo principalmente en la cara aboral de la base cornual. También es útil en cuernos de gran tamaño la infiltración directa de la dermis papilar.

La falla del bloqueo cornual se explica por:

  1. Un recorrido anómalo de dicho nervio.
  2. Inervación adicional por ramas del Infratroclear y Supraorbitario.

Como agente anestésico local, utilizamos una asociación de lidocaina (75 %) más bupivacaina (25%). La idea es prolongar el efecto analgésico.

Complementamos con una sedacción de Acepromacina (40 mg totales) más Xilacina (20 mg totales) en la misma jeringa, aplicado en forma intramuscular 20 minutos antes del bloque anestésico.

Antiinflamatorios no esteroides: Meglumina de flunixin (2,5 mg/kg) cada 24 horas en forma subcutánea durante 3 días.

Lavado diario de la herida con iodo-povidona diluido en agua (solución suave). Retiro de la sutura en 21 días.

Técnica quirúrgica.

Se realiza una incisión circunferencial, que rodea todo el borde de la base cornual dejando un espacio de de 1,5 a 2 cm entre el corión y la linea de corte.

Se profundiza la misma con bisturí, haciendo siempre hemostasia por compresión de las hemorragias en napa que se encuentren a lo largo de la disección.

El punto más importante de la cirugía y el que mayor tiempo demanda es de la preparación de los bordes quirúrgicos.

Tener presente que el cierre de la misma es por una cirugía plástica de liberación de tensión cutánea; por lo que debemos ingresar entre 3 a 4 cm en forma subcutánea incidiendo y liberando piel, para que podamos cerrar la herida a través de nuestros puntos de tensión al final de la cirugía.

Una vez finalizado este paso, el cual demanda tiempo y requiere generalmente de anestesia complementaria por encontrarnos con puntos de respuesta álgidas, comenzamos a marcar la linea de corte sobre el corión dermal o base cornual. Recordar que su centro es oseo no así su periferia ya que es rodeado de la dermis papilar.

Nosotros optamos por aplicar algunos puntos complementarios de lidocaina con aguja 21 G en su interior.

Posteriormente trazamos la línea de corte y aplicamos el escoplo.

El avance se realiza en forma gradual con golpe controlados pero no bruscos, siempre teniendo en cuenta de producir el menor daño posible de los tejidos circundantes (periostio y subcutáneo).

Una vez culminada la osteotomia, podremos liberar el cuerno de su base. El mismo solo quedara asociado algunos tejidos blandos los cuales serán incididos con bisturí.

En este punto es frecuente encontrar una hemorragia abundante que proviene de la Arteria Cornual (rama de la Art Temporal Superficial) se aplica pinza hemostática y/o se liga de ser necesario.

Retirado el cuerno, aplicamos hemostasia con torundas por compresión (mínimo 5 minutos). Una vez controladas todas las fuentes posibles de hemorragias, hay que eliminar todo tejido blando que afecte la funcionalidad estética de nuestra cirugía.

El mismo se corresponde con fibrocartilago remanente de la dermis papilar que queda en la herida.

Por último se comienza con la diéresis.

Debido a la necesidad de contar con una sutura de tensión/tracción que nos brinde seguridad para coaptar y traccionar de los bordes cutáneos, optamos por la sutura lejos-cerca/cerca-lejos (también denominada sutura de poleas).

Otros colegas emplean sutura en U con capitones o simplemente puntos simples.

Como hilo de sutura empleamos nylon del 60.

Se colocan puntos equidistante en forma  prolija, teniendo la premisa de dejar como máximo 1 cm de distancia entre ambos.

Repetimos este concepto, el éxito de la cirugía depende nuestra sutura, por los cual este paso es fundamental.

Nosotros optamos por colocar todos los puntos y posteriormente comenzar con el cierre de los mismos con nudo de cirujano más 4 nudos simples.

El resultado final obtenido es excelente.

Cuernos

Paciente.

Campo Quirurgico

Preparación del campo quirúrgico.

Incision

Incisión circunferencial subcutánea.

Escoplo

La posición y ángulo de corte del escoplo son importantes para hacer un buen corte.

Osteotomia

Osteotomía de la base ósea de la apófisis.

Homeostasia

La pinza hemostática está en el margen anterior de la herida Fue el único vaso de calibre importante que necesitó hemostasia. El mismo es la arteria Cornual que es una rama de la Art. Tempororal Superficial.

Linea de sutura

Línea de sutura en patrón lejos – cerca / cerca – lejos.

Sutura terminada

Sutura terminada.

Sedacion al final

Nótese el grado de sedación al final de la cirugía. El correcto manejo de anestésico local es fundamental para el éxito de esta cirugía.

Resultado sin puntos

Resultado final al retirar los puntos.

Algunos textos aconsejan el uso de sierra de Liess para la resección del cuerno. Luego de algunos intentos con este instrumento desaconsejamos su empleo por varios motivos a citar; incrementa el tiempo quirúrgico, es poco práctico su uso, impide modificar la línea original de corte y  se empasta durante su empleo por lo que hay que retirarlo y volver a realizar el corte y por sobre todo se corta el alambre en varias oportunidades.

Optamos por un escoplo de acero quirúrgico laminar de punta afilada de 3 cm de ancho.

Nota del editor: los invito a conocer el blog del Dr. Tomas Trucco en donde podrán encontrar mucha información médica valiosa. Gracias al Dr. Trucco por compartir sus conocimientos.

3 Comentarios

  1. Doctor Jairo ¿Realizo ayuno preventivo pos administración de la anestesia?

  2. Consideraría un solo pre-anestésico, en este caso el alfa 2 agonista xilacina, me aporta una buena analgesia, buena sedacion, buena relajación muscular, lo cual lo hace un poco mejor que una benzodiacepina exaltando mas que todo su poder analgésico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *