Home » Clínica » Cirugías » Corrección de un prolapso rectal

Corrección de un prolapso rectal

El recto es la porción terminal del aparato digestivo. En los bovinos tiene una longitud de aproximada de 15 a 25 cm.

Los prolapsos rectales en bovinos son patologías bastante frecuentes de observar. Su etiología es variada pero lo podemos dividir en:

  • Tenesmo: Coccidiosis, Salmonellosis.
  • Urogenital: urolitiasis, distocias, cistitis.
  • Neurogeno: absceso espinal, linfoma atípico de presentación espinal.
  • Tos crónica: como complicación de un complejo respiratorio bovino.
  • Micotoxinas estrogenicas.

En este caso el problema fue determinado por una vaginitis purulenta crónica que favorecía el desarrollo de movimientos de tipo expulsivos que terminaron con la exteriorización del recto.

Posiblemente por ser un rodeo de cría, enfermedades reproductivas han precipitado la presentación del cuadro en cuestión.

Nuestro abordaje fue de tipo conservador.

Realizamos un sedación con acepromacina IM, luego una anestesia coccigea ( 6 cc ) una correcta limpieza y desinfección del órgano junto con la aplicación de agentes osmóticos (azúcar).

También hay que recordar que en estos casos la congestión pasiva (venosa) juegan un rol fundamental en la mantención del prolapso. La reducción se ve muy favorecida al elevar el órgano por diez minutos junto con un suave masaje.

Tratamiento terapéutico: 

  • Meglumina de Flunixi 8 cc IM durante 3 días.
  • Ceftiofur IM : 8 cc IM durante 5 días.
  • Retiro de sutura a las 48 horas.

Prolapso rectal

Prolapso rectal.

Inflamacion cediendo

La inflamación va cediendo.

Sutura oclusiva

Inicio de la sutura de tipo oclusivo.

Floculo de pus

Flóculo de pus extraído de la luz vaginal.

Sutura en jarreta

Sutura en jarreta.

Sutura terminada

Sutura terminada. La idea es lograr una disminución de la luz del ano que contenga el prolapso pero que permita al mismo tiempo el paso de las heces.

Prolapsos intermitentes se han reportados en vacas donantes de programas de transferencia embrionarias y se relaciona con obesidad debido a una excesiva deposición de grasa pélvica sumado a la administración recurrente de hormonas esteroides.

En ovinos es frecuente de observar cuando la amputación de la cola se efectúa muy próximo al sacro y afecta la correcta inervación del esfinter anal y músculos perianales.

Tomado del blog del Dr. Tomas Trucco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *