Home » Clínica » Habronemiasis cutánea equina

Habronemiasis cutánea equina

En los meses de verano suelen verse en la piel de los equinos unas llagas de aspecto muy característico, que aparecen especialmente en las partes del cuerpo que están más expuestas a lastimarse o que por diversos motivos han sido lesionados previamente. Esta patología representa un motivo frecuente de consulta a los veterinarios y más aun, fuente de especial motivación para que algunos propietarios decidan incursionar en la terapéutica. Generalmente, las pequeñas lesiones cutáneas que inicialmente presentan sus ejemplares, se les convierten con el manejo inadecuado en un verdadero dolor de cabeza.

Estas llagas son de color rosado, redondeadas y sobresalen de la superficie de la piel; exteriormente se presentan cubiertas y con tonalidades que varían del amarillento al grisáceo, de contextura parecida a un coliflor. Su tamaño oscila entre 7 y 10cm aunque en zonas mas cálidas pueden llegar hasta los 30cm, sin embargo estas medidas son relativas, pues sus bordes se extienden cada vez más y de esta manera la lesión se agranda constantemente. En países donde existen estaciones climatológicas y las temperaturas varían extremadamente, las habronemas o llagas de verano se reducen y se desaparecen casi por completo en la época fría o ciclo de invierno dejando una pequeña cicatriz durante el transcurso de este período, hasta que en el verano siguiente vuelven a desarrollarse en el mismo sitio y con las mismas características.  Este curioso proceso ha hecho que se les llame con el nombre de llagas de verano

La Habronemosis Cutánea no es más que una dermatitis granulomatosa y ulcerativa causada por nematodos del género Habronema. Es una enfermedad parasitaria atipica, producida por la infestación de la larva de un parasito, que cuando ha alcanzado su desarrollo adulto determina la formación de unos nódulos en las paredes del estómago del caballo. Dependiendo del tipo de parásito o tipo de Habronema va a recibir un nombre distinto: Habronema Megastomun, Microstomun o Muscae. Este parásito vive en el estómago mientras que su larva se localiza en pequeñas heridas de la piel, originando las llagas de tan difícil curación y fácil propagación.

¿Como las Larvas llegan a la piel?

Los Nódulos del estómago se hallan ubicados entre las capas mucosa y muscular, en la zona glandular del órgano, éstos encierran un número variable de parásitos. Los Habronemas se reproducen por huevos, El parasito saca su cola y deposita los huevos en la luz estomacal, mezclándose estos con  los alimentos y luego pasando al intestino y posteriormente eliminados con las materias fecales. De tal manera que el animal infestado defeca con sus heces los huevos larvados.

La Mosca común tiene un  importante papel en el desarrollo del ciclo evolutivo de este parásito ; como sabemos es muy aficionada a sustancias en descomposición y en particular a los excrementos de los animales, en los que frecuentemente deposita sus huevos, por esta razón y dado que allí se encuentran los huevos de Habronema se produce aquí un hecho interesante: al nacer la larva de la mosca, busca alimento en el medio en que se halla, devorando los huevos del parásito que por su pequeño tamaño son fácilmente ingeridos por aquella.  Transcurridos alrededor de 15 días, se observan las siguientes modificaciones:   La larva de la mosca a seguido su evolución hasta llegar a insecto perfecto, es decir a mosca adulta, en cambio, del huevo de Habronema a nacido una larva en el intestino de la mosca. De aquí en adelante pueden suceder dos cosas:

  1. La mosca defeca en la comida del caballo, y este se come el alimento concentrado con las larvas de Habronema defecadas por la mosca.
  2. La mosca se posa sobre alguna herida del caballo y defeca las larvas de Habronema directamente sobre la lesión. También podría defecar los huevos y que por efecto de las enzimas se rompen las capsulas y se liberan las larvas. De esta manera se concreta el ciclo evolutivo de este parásito y con la aparición de la habronemosis cutánea en equinos o llagas de verano, que si no son tratadas de forma correcta y con los tratamientos indicados la llaga no desaparecerá y se mantendrá constantemente en la piel del caballo creciendo de forma contínua y causando molestia o picazón en el lugar de la lesión.

Caso Clínico

Equino Hembra joven en estado de amanse en una finca del magdalena medio, su dueño comenta que aproximadamente unos 4 meses presenta lesiones en la piel y sin resultados a tratamientos con ivermectinas orales y cremas cicatrizantes. Afirma que con el paso del tiempo la lesión aumenta de tamaño. Le recomiendan enviar al animal a clima frio como último recurso. Después de ser valorada en nuestro lugar de trabajo, se toma la decisión de realizarle un último tratamiento a base de Triclorphon al 97% (Neguvon Polvo oral) dosis única de 35 mg/kg ( 3.5 g x 100 kg de peso) , Acetonida de triamcinolona (Vetalog) inyectado vía sub cutanea alrededor de cada lesión, y pomada cicatrizante con antibiótico. Los resultados obtenidos fueron excelentes, las lesiones ulcerativas desaparecieron.

Habronemiasis

Habronemiasis2

Habronemiasis 3

Habronemiasis 4

Fotos 1 a 5, paciente equino sin tratamiento.

Habronema Tratamiento 1

Habronema tratamiento 1 2

Fotos 6 y 7, primer día de tratamiento.

Habronemiasis 4 dia

Habronema 4 dia

Fotos 8, 9 y 10, 4° día de tratamiento.

Habronema final

Habronema final 2

Fotos 11, 12, y 13, resultados finales.

Bibliografia.

http://jineteycaballo.blogspot.com/2012/10/habronemosis-cutanea-en-equinos-llagas.html

http://caballosalud.blogspot.com/2013/03/habronemosis-cutanea-caballo-nino-lindo.html

http://atencionequina.com/Habronemosis.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *