Home » Manejo » Amamantamiento » Buscando un comienzo

Buscando un comienzo

Durante el periodo de preparto se define gran parte de los procesos productivo y reproductivo de las vacas. La lactancia realmente comienza semanas antes de que ocurra el parto, de allí la necesidad de prepararse adecuadamente. Además el proceso lechero requiere ser enfocado desde varios ángulos.

DESDE LA HEMBRA,

En general todas requieren una preparación semanas antes de parir para que su condición corporal en ese momento sea 4. Deben recibir una alimentación acorde con su disminuida eficiencia ruminal, por el efecto mecánico del feto. Idealmente alimentos de bajo volumen, ricos en nutrientes. Es importante cuidar el balance mineral, especialmente del calcio, situación que toma más relevancia en la medida en que aumenta el potencial lechero. Una prioridad es tener muy claro las exigencias de la glándula mamaria favoreciendo su sano desarrollo y la formación de Calostro, idealmente debe estar seca durante 90 días. Aplicar Vacunas a las hembras en preparto es una inteligente inversión pues se contribuye efectivamente a la calidad antigénica (contenido y tipo de defensas) del Calostro, la única manera de Vacunar efectivamente Neonatos. Ojo, no hay otra.

Tratándose de una novilla, se le debe manejar de manera muy especial preparándola para el que será su primer parto. Ella aprenderá y se comportara de acuerdo a como se le eduque. Si va a ser ordeñada, semanas antes de parir se inicia su entrenamiento, llevándola al sitio de ordeño, ojala con las vacas. El buen trato, manejo suave y cariñoso es muy rentable. Si no se le va a ordeñar, la visita tranquila y agradable los días previos al corral de manejo tendrá un efecto muy favorable. Siempre manejadas en grupo, nunca de manera individual. Esperar al parto para empezar a amansar las novillas es una costosa torpeza.

Si es vaca, es muy importante que permanezca seca mínimo dos meses antes del parto, requisito indispensable para realizar una buena preparación para la formación del calostro y lactancia posterior.

La vaca próxima al parto debe ser consentida, brindándole atención especial, teniendo muy claro que a pesar de estar sana, su organismo en ese momento maneja situaciones que ponen en peligro su vida física y productiva. Recuerda siempre que de ti depende que esa hembra te haga ganar, o perder.

Un inadecuado manejo del preparto es mal negocio y causa muchas pérdidas, que aumentan en la medida en que el potencial lechero sea mayor.

La ciencia y la tecnología aun no logran desarrollar la vaca capaz de producir por sí sola. Por ahora esto solo sería un acto de magia, oficio que desafortunadamente las vacas no conocen.

DESDE LAS INSTALACIONES.

Las vacas y los animales en general se comportan mejor cuando fluyen avanzando, siempre prefieren caminar hacia adelante, retroceder va contra su confort.

En lo referente a las vacas de ordeño lo adecuado es establecer flujos, que los animales, avanzando, lleguen a un ´preordeño, de allí a un sitio de ordeño y finalmente pasen a un post ordeño. El preordeño requiere tranquilidad, sombra, confort lo que se garantiza otorgando un área por animal de 1.5 mt2.Techo no menor a 3 metros de altura y ventilación, de ser posible húmeda. A la entrada de este sitio es muy útil ubicar lavapatas.

El sitio de ordeño debe contar con puestos donde se ubica individualmente cada animal. El puesto de ordeño puede ser un simple poste al cual se amarra la vaca, pasando por diversas alternativas, hasta espina de pescado, tándem o cualquier otro tipo de brete para ordeño mecánico. Es claro que el puesto de ordeño debe utilizarse con ordeño manual o mecánico, en concordancia con el sistema utilizado. En el sitio de ordeño en lo posible solo permanecen las vacas en ordeño. Eventualmente los terneros cuando sea necesaria su presencia para el apoyo. En este sitio los animales solo pueden recibir alimentos de bajo volumen, concentrados, secos. Nunca alimentos acuosos o forrajeros, como pastos, silo o heno. Este lugar debe ser tranquilo, sin música estridente(champeta) sin gritos, sin golpes, sin perros.

De frente, sin recular, las vacas pasan a una sección que las conduce al Postordeño, donde las debe esperar agua de bebida en abundancia con fácil y suficiente acceso, idealmente en un sitio donde no se puedan echar. De allí pueden pasar a un sitio, idealmente pista de alimentación, para recibir suplementación forrajera de volumen y/o salir a potreros.

DESDE EL HOMBRE.

El manejo de hembras de ordeño exige un hombre tranquilo, enamorado de las vacas, consciente de la importancia del orden, de la limpieza y su dominio sobre las mismas. Las vacas se “parecen” a su manejador. Desafortunadamente este tipo de hombre es bastante escaso y requiere de un patrón igualmente consciente de la necesidad de formar recurso humano bajo condiciones laborales dignas y estimulantes. La inestabilidad, la falta de compromiso y la desidia causan estragos en el equipo de ordeño humano de cualquier lechería. Se requiere más de recursos mentales y humanos que de los económicos para fortalecer el insumo humano. Es un hecho como el mayor limitante a cualquier proceso productivo es el elemento humano.

El lugar de ordeño debe reunir las condiciones básicas que merece el proceso de obtención de un alimento para humanos, muy susceptible a contaminaciones y daños, ofreciendo además las mínimas condiciones para realizar dignamente un trabajo físico exigente.

El sitio de ordeño, adecuado con puestos para su ejecución, facilita y mejora el ejercicio, aporta organización, eficiencia y dignifica el ordeño por el hombre, quien debe entender que para ser limpio y ordenado lo que menos se requiere es dinero. Es algo cultural y se puede aprender.

Independientemente del número de vacas ordeñadas se requiere de un sitio para ordeño. Es irracional y genera pérdidas ordeñar en un sitio donde están revueltas las vacas

Formar un buen ordeñador requiere inversión, voluntad, decisión y mucha paciencia. Un hombre está en capacidad de ordeñar correctamente hasta 25 vacas por jornada. Puede ordeñar más, de mala manera, con las consecuentes perdidas en producción y presentación de problemas con las vacas. Generalmente se practican “economías costosas” o se quiere forzar situaciones de aparente rendimiento en el ordeño causantes de importantes pérdidas. En la medida en que la vaca sea más lechera, mas problemas habrá con su ordeño, casi nunca estará bien ordeñada lo que es sinónimo de perdidas.

DESDE EL AGUA.

Valioso recurso determinante para el éxito o el fracaso de una empresa ganadera. Frecuentemente nos puede causar inconvenientes y pérdidas ocultas.

En la práctica la debemos considerar desde diferentes usos:

Agua de bebida: debemos tener claro lo que significa su calidad como un alimento vital para cualquier ser vivo. Así como da vida, también puede matar. De allí lo importante de garantizar su inocuidad (que no haga daño). En la práctica encontramos lugares donde el agua enferma y mata, mientras se desgastan inventando culpables. Es demasiado frecuente encontrar animales cuya productividad es totalmente bloqueada por el tipo de agua que consumen. Si no tienes agua de calidad para consumo, tu negocio ganadero esta desubicado y bastante embolatado. Te mantendrás en la pobreza productiva. La vaca lechera es muy exigente en este sentido y para evitar pérdidas mejor no hagas lechería donde no tengas agua de calidad y abundante.

Las vacas lecheras después del ordeño deben ser recibidas por bebederos cómodos, largos, poco profundos, en sitios claros, despejados, evitando aguas turbias, oscuras y frías. Importante garantizar su rápido rellenado.

En los potreros, la meta debe ser ubicar bebederos, idealmente móviles, alimentados por surtidores de agua (acueducto) independientemente de la fuente. Esta puede ser pozo, reservorio, jaguey, quebrada o cualquier otro, en todos se debe evitar el ingreso de animales al agua. Lo ideal es subirla a un tanque y desde allí llevarla por gravedad a bebederos estratégicamente ubicados. No te asuste esta inversión, la que en la práctica con imaginación y estrategia se puede reducir bastante. La aparente economía que haces al no invertir en el manejo del agua de bebida te genera cuantiosas pérdidas ocultas que pueden ser muy importantes, hasta llegar a robarle la rentabilidad de tu negocio. Piensa solo en el daño causado por parásitos y microorganismos, que en realidad es la mínima pérdida causada por aguas mal manejadas. Después del aire, el agua es el alimento que más impacta a los seres vivos. A propósito ¿has considerado la importancia del aire como alimento?, ¿consideras el impacto que tiene la humedad medioambiental y los contaminantes, virus, bacterias y otras “cositas” que desde allí llegan al animal?

Los bebederos deben ubicarse en sitios despejados, altos, libres de sombra, alejados de los suplementos minerales y que no permitan confort a los animales para evitar su permanencia pegados a ellos. Su tamaño, el mínimo posible, garantizando eso si su constante rellenado

Agua de consumo: Igualmente se exige una calidad mínima. Abundan las aguas contaminadas y/o pesadas, dañinas. Debes tener esto muy claro previendo que un detalle tan básico y elemental genere pobreza productiva y económica en tu negocio. Superado este punto, debes proponerte a optimizarla. Con frecuencia se abusa en su uso como herramienta de limpieza y aseo. En la práctica podemos producir efectos contrarios cuando se excede el uso del agua. Ubicándonos en el ordeño, tengamos claro que regular el agua reduce las posibilidades de contaminación y facilita la limpieza. El exceso de agua en el sitio de ordeño es contraproducente. Este sitio debe ser lo más seco posible, recurriendo más a la limpieza física y química. Los pezones se limpian con productos adecuados y se secan con periódico. La ubre y los pezones son la vida de una vaca lechera, deben cuidarse al máximo. Utilizar productos inadecuados, te puede causar muchas pérdidas, ojo, el hipoclorito y algunos yodos son excelentes desinfectantes, muy baratos, pero dañan el pezón. Mojar la ubre es contraproducente pues favorece la contaminación de la leche. Se reitera: el sitio de ordeño debe permanecer lo más seco posible, hacer limpieza mecánica durante el ordeño y realizar el lavado una vez se finalice el ordeño. Si se requiere uso de agua, esto debe ser en el sitio de Preordeño a donde las vacas deben ingresar pasando antes por al menos un lavapatas, largo y con un piso diseñado para abrir pezuñas. Idealmente este sitio de Preordeño, húmedo, debe contar con ventilación, lo cual baja de manera importante la temperatura, no ventilar la eleva. La falta de energía pública no es limitante para este recurso pues la energía solar hoy día es una alternativa válida y económica para hacerlo. Los beneficios logrados por los mayores rendimientos productivos pagan la inversión. El Confort es un valioso insumo que incrementa la productividad, humana y de las vacas. El ordeño debe generar placer. Con el tiempo las vacas van aprendiendo y se acostumbran a defecar y orinar en el Preordeño, donde el ambiente húmedo y el contacto con el agua las invita a hacerlo allí, veras como cada vez orinan y se defecan menos durante el ordeño.

Agua agronómica: Es aquella que podemos utilizar para el cultivo y producción de forrajes. Con mente abierta e inquieta podemos idear muchas maneras de utilizar el agua inteligente y productivamente. Consideramos que el riego en ganadería se debe limitar a pequeñas áreas, correctamente trabajadas, para producir de manera eficiente forrajes enriquecidos nutritivamente, mejorados genéticamente para aportar realmente nutrientes a los rumiantes. Con potreros pequeños, manejados y pastoreados de manera racional se optimizan los potreros y se reduce significativamente los efectos del verano. Seguramente con un 5% a 10% del área total de tu terreno, dedicados exclusivamente a la agricultura ganadera, puedes producir el alimento que requieres para garantizar suministro en épocas de escasez. Se reitera: las buenas prácticas de pastoreo y la optimización de áreas proporcionales en ganagricultura te harán competitivo. No sufrirás la ruina del verano y seguramente no te desgastaras buscando y repagando alimentos de dudosa calidad con altos costos de transporte. Seguramente un pozo artesano o un adecuado reservorio te permitan producir el alimento que necesitas. Invierte en calidad y no te desgastes con la cantidad.

Publicado por: Dr. Luis Guillermo Fuentes. Nota virtual N°. 36.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *