Home » Clínica » Síndrome reproductivo infeccioso bovino

Síndrome reproductivo infeccioso bovino

En Colombia, actualmente es alta la preocupación por parte de los productores pecuarios en el área ganadera, debido al incremento acelerado de los abortos en las hembras bovinas, síntoma que pone en alerta una afección reproductiva, la cual puede ser multicausal, participando en ella agentes de diversos tipos como: Infecciosos, Nutricionales y de Manejo; sin embargo siendo el aborto uno de los síntomas centinelas de los hatos, no son considerados en menor porcentaje la presencia de repetición de servicios, metritis posterior al aborto, nacimiento de neonatos débiles o mortinatos, y algunos síntomas específicos centrados en el tracto genital bovino, que relacionan en muchas ocasiones la presencia de desequilibrios metabólicos en los animales; lo anterior está influenciando de manera directa la menor absorción de nutrientes, considerados la base para producción de proteínas y células, componentes del sistema inmune, generándose así una depresión inmunitaria, que deja puertas abiertas para el ingreso de microorganismos con alto poder patógeno sobre los bovinos.

Las pérdidas mayores en la ganadería se enfocan a la producción de menos carne, leche, bajas ratas en concepciones/nacimiento, tratamientos frecuentes (algunas veces inadecuados), altas tasas de movilización y manejo, constante estrés en los animales, controles erráticos de endo y ectoparásitos, que son el resultado de la aparición de enfermedades de diversos tipos como se cita anteriormente.

En esta ocasión se hace referencia a una serie de síntomas que describen, de alguna manera, problemas relacionados con el área reproductiva bovina y que ameritan sean relacionados para dar inicio a los programas que permitan disminuir los problemas reproductivos a cifras normales para cada hato, de manera que se pueda estar en los niveles de competencia en productividad con las mínimas implicaciones económicas causadas por afecciones de tipo infeccioso.

El manejo del Síndrome Reproductivo Infeccioso Bovino (SRIB), debe enfocarse en conjunto pues existen varios microorganismos de tipo viral, bacteriano, parasitario y micótico allí relacionados, pero es por esta misma razón que siendo el aborto un síntoma del problema, debe empezar a evaluarse en cada hato un historial reproductivo de tipo retro y prospectivo, que permita delimitar algunas cifras estandar y trabajar los promedios reales de cada población, no solo para el aborto sino para la repetición de servicios, celos silenciosos, reabsorciones embrionarias, metritis post-aborto, fetos momificados, nacimiento de animales débiles que cursan con sintomatología respiratioria o con diarrea aguda contagiosa, así como terneros que mueren rápidamente después de unos días de nacidos, o que simplemente se consideran mortinatos. Por todo lo anterior no solo es importante la revisión histórica de las vacas, sino que se convierten en fuente de información todos los bovinos del hato en sus diferentes estados (Crías, Novillas y Toros).

Algunas de las enfermedades que causan el SRIB mas conocidas en nuestro medio serán detalladas de manera rápida en este escrito, pero queda abierto el espacio para que cada uno de nosostros profundice mas en la causa de los problemas reproductivos en nuestros hatos; ellas son: Rinotraqueitis Infecciosa Bovina (IBR), Diarrea Viral Bovina (BVD), Parainluenza 3 (PI3), Brucelosis, Leptospirosis, Campilobacteriosis, Trichomonosis y Neosporosis, siendo estas las mas estudidas y sobre las cuales se ejercen criterios diagnósticos y de control, sin embargo, no se descarta la presencia de otras enfermedades altamente relacionadas con el citado síndrome como la Listeriosis, Toxoplasmosis, Micoplasmosis, Micosis (Aspergilosis principalmente) y en algunos casos Babesiosis y Anaplasmosis.

EPIDEMIOLOGÍA Y TRANSMISIÓN 

A pesar de las campañas desarrolladas en nuestro país para Brucelosis, en este momento la enfermedad tiene tendencia a mantenerse en prevalencias bajas medias y altas acorde con las zonas, pero esta caracterización podría no ser del todo cierta si se muestran cifras concretas, así Colombia tenía una positividad en 1993 para brucelosis en individuos de 6.9%, y para hatos del 16.2%, si se pone de manifiesto que la difusión de la enfermedad es continua y facil por las limitantes diagnósticas en el manejo de la enfermedad, hallandose cifras como las siguientes para 1998: animales positivos 6.4% ( la prevalencia individual se mantiene), hatos positivos 19.2%, prevalencia aumentada en 3% indicativo del intercambio animal entre fincas, sin apoyo serológico adecuado (ICA, 1999).

En relación a otras enfermedades como Leptospirosis, las cifras no son bien conocidas pues es una afección poco conocida dentro del problema reproductivo, a la cual apenas se le ha dado cierto grado de importancia debido a la sensibilidad del agente causal a ciertos fármacos. (ICA, 1999). Algunos trabajos realizados por Cotrino en 1998 muestran como la Leptospira hardjo tiene anivel nacional una prevalencia serológica de 22.9% para individuos y 34.2% para hatos, y para la Leptospira pomona la positividad es de 5.5% para individuos y del
11.1% en los hatos, sin embargo no se reportan otras Leptospiras dentro de su trabajo, que en títulos bajos pueden alterar el estado reproductivo bovino como son la L. Canícola y la L. Icterohemorragieae, de importancia por la disemiinación a traves de perros y roedores.

Una de las infecciones mas estudiada en los ultimos años en Colombia muestra a la RIB como serológicamente prevalente en nuestro medio, con cifras que van desde 13% hasta 42% según reportes en diferentes departamentos (Ossa y col 1996, Aricapa y col 1998); Cotrino, 1998 mostró cifras para individuos positivos del 37.4%, que se mantienen en los rangos citados, pero llama la atención el porcentaje de positividad por hatos, que fue de 58,6%; sin embargo a pesar de considerarse latas las cifras, solo se han logrado algunos pocos aislamientos del virus hechos por Aycardi en 1978 y Gongora y col en 1995; esto evidencia la presencia de la enfermedad en Colombia, pero algunos autores consideran que la alta prevalencia está en contraposición con la baja morbilidad explicado por las siguientes consideraciones:

  • Bovinos no susceptibles a dichos agentes por las caracteristicas raciales o factores climáticos asociados al trópico.
  • Las cepas virales que circulan en Colombia son variantes apatógenas.
  • Las pruebas serológicas usadas detectan anticuerpos dirigidos contra agentes similares pero diferentes a los antígenos virales de IBR.
  • Es posible que la sintomatología se confunda con otras enfermedades. (Ossa y col, 1996).

En estudio realizado en 1998 por Cotrino, se revelan valores positivos para BVD del 23,2% para individuos y del 24.4% para hatos, tomandose para 16 de las 65 fincas muestreadas como causante de los problemas reproductivos, lo que permite definir el aumento progresivo y silencioso de la BVD en Colombia, mas si se aduce el gran porcentaje de hembras seronegativas que podrian ser positivas si se cosidera que son hijas de vacas positivas, infectadas entrelos 30 y 120 días de gestación.

Una nueva enfermedad parasitaria que afecta el sistema genital bovino, que se desarrolla de manera creciente es la Neosporosis, la cuall empieza a mostrar cifras preocupantes en Colombia, encontrándose un 54% de positividad serológica en 357 sueros bovinos muestreados con historia de aborto y serologicamente negativas a las anteriores enfermedades mencionadas (Zambrano y col 2001) pero se hace necesaria la identificación del agente causal en los fetos abortados, con el fin de dar una mayor seguridad diagnóstica y poder relacionar las cifras con los síntomas presentes y la morbilidad reportada. Esta bentidad se reporta a nivel mundial como una de las afecciones de facil difusión y donde la presencia de abortos y repetición de servicios tiene altos indices comparados con otras enfermedades reproductivas (Kashiwasaki, 2001).

Para Trichomonosis y Campilobacteriosis, solo se han realizado algunos estudios en diversas regiones del país, quizá por la dificultad disgnóstica que se presenta pues es imprescindible aquí el aislamiento de los agentes causales, siendo en este caso toros, novillas y de menos importancia las vacas en el muestreo. Algunos trabajos apoyan estas teorias (Aricapa, 1999), al no haber logrado aislamiento de los microorganismos en mención pese a utilizar medios de cultivo adecuados, sin embargo el mismo autor ha logrado realizar aislamientos esporádiscos de Trichomona y Campilobacter en varios hatos lecheros del departamento de Caldas, donde se reportaban importantes tasas de repetición de servicios en especial en las novillas.

En cuanto a la transmisión se refiere es conveniente manifestar que todas las afecciones aquí relacionadas presentan una transmisión genital principalmente por semen y secreciones contaminadas (de las Leptospiras el serovar hardjo principalmente), se excluye de esta forma la Neospora. Es de importancia también la transmisión oral atraves de aguas, pastos o alimentos, que se da por algunos agentes como Brucella, Leptospira, Campilobacter fetus sub fetus y Neospora, así como la infección por contacto através del tracto respiratorio asociada al complejo viral RIB, PI3 y BVD, e inclusive Brucella. Otra forma de transmisión común es la vía transplacentaria (infección vertical) de gran importancia en Neospora, BVD (en este último de gran importancia la transferencia de embriones). No se debe descartar la infección Yatrogénica (vacunas vivas en animales gestantes) o por moscas hematófagas y ropas o utensilios contaminados, especialmente para la BVD. Se destaca la importancia de orinas contaminadas con Leptospira y el consumo de concentrados en los cuales vayan serovares de esta bacteria, asociado a la presencia de roedores y perros en la sala de concentrados los cuales pueden orinarse sobre el alimento.

DEFICIENCIAS NUTRICIONALES E INMUNIDAD Y SU EFECTO SOBRE LA REPRODUCCIÓN

DEFICIENCIA DE ENERGÍA 

Una deficiencia prolongada de energía en vacas y novillas gestantes origina incapacidad para producir buenas cantidades de calostro; si este fenómeno sucede hacia el final de la gestación, esto conllevará la nacimiento de neonatos pequeños y débiles quienes a su vez tendrán una alta tasa de morbilidad y mortalidad.

El frío, el viento y la humedad aumentan rápidamnete las necesidades de energía y los efectos de deficiencia son mucho mas exagerados generando debilidad, decúbito y muerte,en los recien nacidos o en otros casos en cetosis, toxemia y abortos en las madres.

DEFICIENCIA DE PROTEÍNA

Generalmente acompaña a la deficiencia de energía, pero sus efectos mas manifiestos en animales jóvenes son: Anorexia, bajo crecimiento, falta de desarrollo muscular, retraso para alcanzar la madurez, animales frecuentemente enfermos; en los adultos: perdida de peso y dsisminución en la producción de leche y crías. En ambos casos hay disminución tanto en la concentración de Hb (hemoglobina), como en el volumen del paquete celular , esto conlleva a disminución de proteína total del suero y albumina del suero.

DÉFICIT DE PROTEÍNAS: Una deficiencia proteínica crónica presenta déficit marcado en la respuesta de Anticuerpos humorales, de la misma manera influyen en dicha respuesta la naturaleza y dosis del antígeno así como la edad del animal , generando disminución principalmente en la IgG2A, tanto en el calostro como en la leche al igual que de sus niveles séricos en la progenie que esta en pleno desarrollo.

PROTEÍNAS: Son cadenas de amino-ácidos (esenciales en la formación de Anticuerpos) no son tan importantes en los rumiantes pues estos sintetizan amino-ácidos necesarios a partir de proteína de baja calidad y de fuentes no proteínicas de nitrogeno lo cual hace que no se afecte mucho la inmunidad humoral pero en realidad si causa alteración de una manera mas severa a la inmunidad celular.

DEFICIENCIA DE PIRIDOXINA: Tiene gran efecto sobre polisomas y RNAm(RNA mensajero) fuandamental en biosíntesis proteica en células de hígado y bazo.

MECANISMO DE ACCIÓN DE LA PIRIDOXINA: La Administración de un Antígeno estimula la multiplicación intensa en células del huesped (bazo y nódulos linfáticos), esto aumenta los requrimientos de DNA, para cuya síntesis se requiere Piridoxina, aumentándose así la multiplicación de células, el deficit de este elemento causa así una pobre respuesta inmune. De igual manera hay disminución marcada en respuestas a alergenos por inmunidad celular tardía, lo cual prolongaría la viabilidad de los injertos.

MECANISMO DE ACCIÓN DEL ACIDO PANTOTÉNICO: Su efecto no se halla directamente en la síntesis de proteínas, si no que al parecer su déficit puede generar una incapacidad en la secreción de proteínas recién sintetizadas al compartimento extracelular.

DEFICIENCIA DE MINERALES:

El Mg es un mineral básico principalmente en el desarrollo de Inmunoglobulinas séricas y Anticuerpos circulantes, por deficiencia en formación de las células precursoras.

Se han apreciado reducciones en varios parámetros de la inmunidad mediada por células en los déficit de Vitamina A y Ácido Fólico, pero solo por deficiencia de Vitaminas B6 se ha podido demostrar la existencia de Hipoplasia del Bazo; de igual manera en niños lactantes de bajo pero al nacer se ha hallado un menor número de células T, al parecer asociada una deficiencia de Piridoxina y Vitamina B6. En los bovinos se ha relacionado un déficit de vitamina A con la disminución de la tasa de fertilididad, asociada a la repetición de calores.

SINTOMAS

Tabla 1

Tabla 1: Relación de enfermedades con síntomas compatibles en tracto reproductivo bovino.

Existen otoros síntomas reproductivos asociados a cada microorganismo que son mas específicos pero que deben ser relacionados con el fin de determinar la(s) verdadera(s) causa(s) de los problemas reproductivos; ellos son:

  • Brucelosis: Orquitis, licuefacción testicular y Vesiculitis seminal en machos.
  • Leptospirosis: Autolisis fetal, Ictericia , Hemorragia y muerte.
  • Trichomonosis: Aborto con maceración fetal.
  • Neosporosis: Autoloisis fetal, síntomas nerviosos en terneros y algunos normales.
  • Campilobacteriosis: No hay lesión en machos, vacas con esterilidad temporal (enfermedad autolimitante), novillas puede ser infertiles.
  • RIB: Vulvovaginitis en hembras, Balanopostitis en machos; Infertilidad en vacas y novillas (subfertilidad), Síntomas respiratorios, conjuntivales y encefálicos.
  • PI3: Síntomas repiratorios y neumónicos.
  • BVD: Defectos congénitos, enfermedada mucosal, respiratoria y diarreica en crías, diarreas y trastornos respiratorios en adultos.

DIAGNÓSTICO

Una de las causas mas comunes de subdiagnosticar una enfermedad es el desconocimiento de la muestra empleada y las pruebas usadas o requeridas para el correcto diagnóstico de una enfermedad, principalmente cuando nos enfrentamos a enfermedades multicausales como en este caso.

Tabla 2

MAL: Microaglutinación – Lisis; IC: Inhibición de Crecimiento; IFI: Inmunofluorescencia Indirecta; HI: Inhibición de la Hemaglutinación; SNV: Seroneutralización Viral.

Tabla 2: Muestras enviadas y pruebas utilizadas para diagnóstico inmunológico indirecto en las enfermedades mas representativas del SRIB.

Tabla enfermedades

Es necesario para el diagnóstico de dichas enfermedades conocer su fisiopatología y la respuesta inmune dirigida pues algunos microorganismos como los virus de IBR, PI3, DVB y la bacteria del género Brucella son Intracelulares obligados, desarrollando una Respuesta inmunitaria celular inespecífica y que solo se produce una seroconversión en el tiempo que dependerá de muchas causas, que pueden ser de tipo nutricional, estado de la infección o del individuo frente a la infección y número de microorganismos que patogenizan, entre otras.

Lo anterior permite evidenciar que el mejor método diagnóstico, pero también uno de los mas dificultosos es el directo, teniéndose que recurrir a métodos serológicos indirectos, los cuales deben ser secuenciales para que permitan conocer el estado general de los hatos al ser evaluados los animales en diferentes etapas de su vida para comprender la dinámica de producción de anticuerpos frente a los citados microorganismos, lo que permitirá obtener cifras relativas del comportamiento de las enfermedades o de los programas vacunales en las ganaderías y establecer métodos diagnósticos mas precisos al ser relacionadas las titulaciones con respecto al promedio del hato y evaluando la relación de sus desviaciones estándar, datos que asociados a la sintomatología podrán evidenciar los verdaderos positivos en los hatos.

En la prueba de Elisa, las casa comerciales toman para IBR las cifras de S/P mayores a 0.5 como positivos, de esta manera, valores de titulación de anticuerpos por encima de una S/P de 2.0 en adelante son considerados como una exposición alta a una cepa de campo, mas aún cuando loas animales no han sido vacunados. La prueba en mención no diferencia anticuerpos producidos por efecto vacunal o de infección.

Para el caso de Leptospira, la mayoría de los autores concuerdan en que un hato con un 5% de positividad serológica para dicha bacteria a una titulación de 1:50 o para otros 1:100 es indicativo de infección activa. En este caso es importante conocer los diversos serovares implicados, con el fin de dar a conocer las pautas para el manejo integral del problema.

En referencia a las pruebas para detección de Brucella, dependiendo de la prevalencia de la zona se debe elegir la prueba diagnóstica, comportandose bien la Rosa de Bengala en zonas de Prevalencia alta; de igual manera en zonas de mediana y baja prevalencia deben usarse klas pruebas Elisa Indirecta y ser confirmadas con Elisa competitiva.. Para el caso de Brucelosis debe tenerse en cuenta el plan vacunal y el tipo de vacuna aplicada con el fin de evitar al máximo los falsos positivos.

En el campo de la BVD, la prueba que mas se realiza es el Elisa indirecto, con un S/P de 0.5 minimo de positividad cifra por encima de la cual los individuos se deben considerara positivos, pues la prueba no diferencia entre cepas de efecto citopático y no citopático ni entre anticuerpos vacunales o post infección, debe tenerse en cuenta que es conveniente muestrear las madres de terneras negativas a esta enfermedad y que no presenten serología positiva para ninguna otra de las enfermedades aquí relacionadas pues muchas de ellas pueden ser consideradas como PI (infecciosas persistentes) las cuales se han infectado en la época de gestación comprendida entre 30 y 120 días post concepción.

Lo anterior conlleva a pensar en las alternativas diagnósticas mas adecuadas para el SRIB, para lo cual debe realizarse una dinámica poblaciona len el tiempo, mediante análisis de pruebas serológicas, dada la dificultad que se tiene para el envío de muestras al laboratorio para cultivos, así como las falencias de los laboratorios para la implementación del diagnóstico por pruebas directas, con lo cual se permite evidenciar el comportamiento de los microorganismos involucrados en los trastornos reproductivos, incluyéndose aquí la evaluación metabólica del paciente, causal inicial de la mayoría de los procesos infecciosos, además, según los reportes de cifras nacionales (Colombia), las enfermedades citadas se encuentran prevalentes en mayor porcentaje en algunas regiones que en otras y lo que se debe tener en cuenta es como evitar su diseminación y lograr un adecuado control.

TRATAMIENTO Y CONTROL 

Algunas enfermedades pueden ser controladas facilmente con el uso de antibióticos y farmacos de elección, además de programas de seguimiento y control en el manejo del hato.

Para el caso de la Campilobacteriosis lo ideal es:

  • Dar descanso a los toros.
  • Tratamientos para toros, novillas y vacas con Estreptomicina, Tetraciclinas, Florfenicol, Neomicina y Eritromicina.
  • Igual tratamiento puede realizarsele al semen colectado para la inseminación.
  • En algunas ocasiones se usan vacunas inactivadas de C. Fetus.
  • Utilizar desinfectantes como hipoclorito de sodio, fenol y etanol.

Similares son las medidas a tomar con Trichomonosis, a diferencia de que el tratamiento se realiza con Dimitridazol (emtryl) vía oral y metronidazol oral y en lavados prepuciales y vaginales.

Cuando la enfermedad es Leptospirosis, pueden seguirse algunas recomendaciones como:

  • Control de roedores y perros en los cuartos de almacenamiento de granos y concentrados así como evitar el ingreso de caninos a salas de ordeño.
  • Tratamiento para animales afectados con Dihidroestreptomicina, Tetraciclinas o Estreptomicina.
  • Modificación del pH del agua menores de 5.0 o mayores de 8.0.
  • Vacunación de animales posterior al tratamiento.
  • Evitar el riego de potreros con porquinaza de animales psitivos para Leptospira.

La Brucella es una entidad infecciosa para la cual no existe tratameinto curativo, solo se puede controlar la enfermedad con el uso de antibióticos como Rifampicina y Doxiciclina o combinaciones de Estreptomicina con Tetraciclinas por periodos muy prolongados.

Se puede desarrollar un control de la enfermedad al enterrar los fetos y manipularlos adecuadamente, evitando el contacto de estos con perros o aves carroñeras transmisoras de dicha bacteria. Existen dos vacunas en el mercado las cuales deben aplicarse solamente a hembras entre los 4 y 9 meses de edad según el nuevo decreto de la erradicación de la enfermedad en Colombia y en las mismas épocas de ciclo de vacunación contra la fiebre aftosa.

Para el caso de Neosporosis es importante tener en cuenta que algunos tratamientos realizado con anticoccidiales aún siguen en evaluación (Zambrano, 2001), pero que una forma de disminuir su efecto infeccioso es controlar el ciclo del parásito, no solo evitando el ingreso de caninos a los establos sino, aumentando la tasa de remplazo de los bovinos en las fincas, con animales serológicanmente negativos, de igual manera debe evitar darse residuos de los abortos a los cánidos, así como la identificación de animales seropositivos congénitamente infectados.

Para el caso de las infecciones virales IBR, PI3 y BVD, existen vacunas que generalmente son vivas de baja virulencia, pero dependiendo del tipo de antígeno utilizado para su preparación, podrían solo presentar una gama de anticuerpos cruzados contra los virus de campo, lo que no garantizaría una adecuada protección, sim embargo, son consideradas como uno de los mecanismos para disminuir la infección en los hatos, siempre y cuando se realicen chequeos serológicos permanentes y seriados que permitan definir para cada finca un plan vacunal lo mas apropiado posible que permita reducir los índices de infección y la sintomatología a su mínima expresión, hecho que depende altamente de la cantidad de virus de campo existente y de las condiciones nutricionales y de estrés productivo del animal.

Escrito por: HECTOR JAIME ARICAPA G. M.V.Z. Esp Microbiología. Universidad de Caldas.

Un comentario

  1. ¿En Colombia cual seria el costo para el chequeo serologico (SRIB)? ¿Que entidades estaría autorizadas a prestar el servicio diagnostico?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *