Home » Clínica » Prevención es inversión, curación es gasto.

Prevención es inversión, curación es gasto.

Es muy común encontrarnos con colegas ganaderos que muy poca atención le ponemos a los programas sanitarios de nuestro hato.

Hay muchos programas realizados por costumbre más que por convicción, sin seguir verdaderos parámetros y recomendaciones con programaciones sanitarias proyectadas a tener mejoramiento continuo de la salud de nuestra ganadería

Hoy en día en nuestro país tenemos un gran número de enfermedades en nuestra ganadería a las cuales debemos dar el reconocimiento y adecuado manejo para por lo menos tenerlas controladas. Estas enfermedades son en gran medida responsables nuestra deficiencia en las cifras, sobre todo en los programas de cría.

Si vemos las cifras nacionales en cuanto a intervalo de partos, pesos al nacer, abortos, etc, no son muy buenas,  lo que nos hace pensar que además del manejo deficiente de la nutrición de estos animales, también hay un gran número de problemas sanitarios, que ayudan a tener estos valores tan bajos.

Como lo escribí hace un tiempo en un artículo refiriéndome al valor de un aborto en ganadería, hoy estoy más convencido de que el problema es manejable pero tenemos que tener muy claro que lo primordial es ver este programa ganadero como un negocio real, en donde,  como lo menciono en el título del artículo “la prevención es una inversión y la curación es un gasto incalculable”

Hace unos días al participar en una reunión  sobre el problema de la Leptospirosis, acabé de corroborar la necesidad de tener un programa muy completo de control  de  enfermedades reproductivas para  quienes estamos tratando de manejar el sistema de cría el cual entre otras cosas tiene muchos factores a los cuales debemos prestar atención, ya que son las maquinas dedicadas a producir los remplazos de todo el sistema ganadero.

En el territorio nacional, ya están presentes un sin número de enfermedades, como Bruselisis, IBR, Diarrea Viral Bovina, Leucosis y la que hoy comentamos, la Leptospira, las cuales debemos tener presentes al momento de trazar nuestros programas sanitarios  ganaderos.

La Leptospirosis, como una más  de las otras, es una enfermedad que está presente en los Bovinos, Caprinos, Ovinos, Porcinos, Equinos, Caninos, Roedores y Humanos, como vemos en nuestras fincas podemos tener un gran número de especies que pueden ser portadoras de esta enfermedad.

Además otro factor muy importante a tener en cuenta es la forma tan fácil de trasmitirse todas estas enfermedades. Para el caso de la Leptospira, esta diseminación se puede presentar por vía oral (pastos y aguas), de forma transplacentaria, percutánea y  la más grave, por la orina.

Recordando un dato anterior con referencia al valor de un aborto en ganadería, el cual puede estar cercano a los  2 Millones de pesos, es muy importante tener en cuenta  un control preventivo para nuestras vacas de cría, el cual, como lo muestro en mis talleres,  no pasa de los $50.000 pesos al año como lo presento en el siguiente cuadro:

Cuadro

En el cuadro hago unos cálculos de lo básico que debemos manejar en un programa de cría, teniendo en cuenta el costo y las aplicaciones necesarias en cuanto a vacunas, control de parásitos internos y externos y una vitamina, esto debe ir ligado a una muy buena alimentación de los animales, ya que esta es la base primordial del programa ganadero.

Es posible parecernos muy costoso invertir 50 mil pesos por vaca en un hato de 100, que se acerca a los 5 millones de pesos año, pero con solo 2 o 3 abortos presentados equivalen casi a una cifra mayor.

De otro lado, si esto le pasa a un pequeño productor de 5 vacas, al  que la prevención llega a 250 mil pesos, un aborto de ellas le equivale a la inversión de varios años.

Es importante tener en cuenta algo que no es muy conocido por los ganaderos en caso de iniciar los programas de  controles de estas enfermedades, como es el caso de repetición a los 21 días a los animales primo vacunados, es decir  siempre que iniciemos un programa de vacunación debemos hacer inicialmente una repetición entre los 20 o 25 días, luego de la primera dosis y así en adelante sí hacerlo con el intervalo estipulado, anual o semestral

Otro factor de medida importante es el del tiempo de gestación en que ocurre el aborto ya que generalmente contamos con este problema solo teniendo en cuenta los ocurridos ya en la parte final del tiempo de gestación, y no sabemos cuántos pueden pasar en épocas tempranas de la gestación y menos en casos de reabsorción de embriones, problemas que nos pueden estar pasando  y los vemos reflejados en la demora entre partos.

Como ven es importante tener en cuenta estos parámetros sanitarios preventivos para obtener un mejor resultado en nuestra ganadería de cría especialmente, corroborando además que este es solo uno más de los parámetros a tener en cuenta en nuestro negocio ganadero.

Nota: El próximo taller de Ganadería Productiva y Limpia del Dr. Jorge Humberto García (Premio nacional de la ganadería 2011) se estará dictando el día 13 de Julio en su finca El Rancho. Los interesados pueden comunicarse con el Dr. García llamando al celular 315 375 5137.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *