Home » Clínica » Cirugías » Muerte por perforación digestiva

Muerte por perforación digestiva

En esta oportunidad les presento otro caso de muerte de una vaca adulta en el cual la necropsia nos mostro las causas. Este padecimiento tuvo varios días con sintomatología clínica compatible a afecciones digestivas muy después de terminado el periodo puerperal. Veamos los pormenores de este caso.

Descripción del Paciente:

  • Vaca Holstein de primer parto.
  • Días en Lactancia 75.
  • Única afección pos parto: metritis; no manifestó ni desplazamiento de abomaso, ni cetosis ni acidosis clínica.
  • Consumo de alimento normal.
  • Fue disminuyendo en condición corporal.

Como en el caso expuesto ya hace bastante tiempo, el animal se encontraba aún sujeto al mismo régimen, mismos errores y misma casuística con otros animales.

Tratamientos Realizados al animal:

  • Tratamiento vía Intrauterina para la metritis.
  • Aplicación de vitaminas del complejo B adicionada con aminoácidos.
  • Aplicación cada 30 días de vitaminas AD3E.

Al animal se le manejó de la misma manera que al resto que entraba a producción, lo que fue marcando en él era la disminución en la condición corporal y la caída drástica en la producción láctea de 23 litros que llego fue disminuyendo a 19, luego a 12 y por último a 7 litros.

Cuando ya el animal entró ya a manifestación clínica sele traslado a un corral independiente.

Encontrándose solo manifestó los siguientes signos en varios días de evaluación:

  • Temperatura Siempre Normal.
  • Anorexia manifiesta.
  • Consumo muy poco de Agua.
  • Pulso Siempre acelerado.
  • Volumen de heces en el corral siempre era poco y de consistencia muy dura.

El tratamiento que se le impartió:

  • 2 litros de Cloruro de Sodio
  • 1 litro de Dextrosa al 50%
  • Combinaciones de vitaminas, aminoácidos y minerales vía inyectable.
  • 400ml de aceite mineral vía oral

A la inspección clínica el animal no manifestaba ninguna silueta característica referente a alteraciones ruminales; los movimientos ruminales estaban presentes pero con lentitud y a la palpación rectal se encontraba muy poco volumen de heces de consistencia dura y de ausente degradación.

Aun así el animal no manifestó mejoría y al tercer día antes de su muerte, ya no quería comer ni movilizarse, había que forzarlo a moverse en el interior del corral y siempre se encontraba sobre el mandil del bebedero.

Las imagines lo muestran. Además una de ellas capta al animal presentando una ligera lordosis, pupilas contraídas, sus heces eran ya de consistencia muy dura y seca. Al escarbar en el interior de las heces se apreciaba restos de forraje y granos en estado mal digerido.

Imagen 1. Se aprecia una leve lordosis.

Imagen 2. Pupila contraída.

Para el segundo día el comedero se encontraba sin consumo alguno, las heces que mostraba le animal ya no eran duras sino muy fétidas y semi liquidas y aun mostraba restos de alimento sin digerir; su temperatura era la que muestra la imagen, 37.6 °C.

Imagen 3. Temperatura corporal

Para el tercer día el animal amanece muerto, practicándosele inmediatamente la necropsia, encontrado lo siguiente:

Primero, los pulmones, Riñones y corazón no presentaron ninguna alteración representativa por lo cual no se tomaron imágenes.

Al ingresar a la cavidad abdominal se aprecio impresionante peritonitis, llena de adherencias por fibrina, que cubrían la región ventral de los órganos.

Lo más resaltante era la presencia de adherencias pintadas de color verde, adherencias con presencia de material del interior de la luz digestiva; como si hubiera habido escape del contenido de alguna víscera al ambiente peritoneal.

Imagen 4. Adherencias.

Debido a lo cubierto de las viseras con fibrina, con la finalidad de ir separando lo órganos muy cercano a la región del hipocondrio – debajo del retículo se corto la capsula de un absceso (un absceso como un limón), se pudo apreciar la salida de un liquido amarillo viscoso, como también de un núcleo considerable de pus.

Imagen 5. Absceso.

El hallazgo más importante era una gran ulcera perforante a nivel de abomaso; la imagen la muestra  hasta con presencia de mucosa hemorrágica a la vista; el órgano se distendió tanto que ocasiono una ulcera.

Imagen 6. Úlcera perforante.

Esta distención del abomaso fue ocasionado por impactación del contenido, el cual se seco (deshidrató) y afectó la mucosa de este órgano; posiblemente este contenido grosero genero laceraciones como desgarro de la mucosa ocasionado una perforación aguda con escape de contenido a la cavidad abdominal.

Imagen 7. Contenido seco.

Cuando el órgano se repleta de contenido que no es el particular ni fisiológicamente metabolizable como absorbible, el esfínter del píloro se cierra dificultando el tránsito hacia los intestinos. Si esta patología es progresiva o de curso lento el alimento que va ingresando no logra quedarse mucho tiempo a ser metabolizado ni en el omaso ni en el abomaso debido al contenido seco que se encuentra en el fondo, el cual va aumentando día tras día.

Se muestra una vista interna de la perforación, rodeada de un foco de inflamatorio alrededor.}

Imagen 8. Vista interna de la perforación.

Como sucede siempre al inspeccionar el interior de un retículo, se encuentra la presencia de de cuerpos extraños, como se muestra en la siguiente imagen.

Imagen 9. Cuerpos extraños hallados.

Entre la fisiopatología de esta alteración es que el animal con 70 días de pos parto se le encontró el hígado afectado de grasa, pudiendo ser al estado de anorexia durante el proceso, adicionado a la continua disminución progresiva en la condición corporal.

Imagen 10. Hígado graso.

Conclusiones:

  • El mal manejo respecto a la alimentación del establo llevo consigo a trastornos digestivos como este y el anterior.
  • Cuando es el abomaso el órgano afectado, en el cual no se distiende de gas, se es difícil su auscultación debido a que en vez de gas es contenido compactado el órgano por gravedad se irá al piso de la cavidad abdominal.
  • Ya cuando el órgano ha cedido su capacidad y se ha ocasionado una perforación  es que él se ocasiona una peritonitis fulminante liberando toxinas bacterianas del ambiente anaeróbico del interior de este órgano.
  • De presentarse una toxemia y septicemia en el animal, es predecible que este vaya entrando en shock séptico y el primer signo es la baja de la temperatura corporal.
  • Durante los primeros días era evidente que el animal eliminaba heces demasiado secas y con restos de fibra y granos, cuando ya el abomaso ha colapsado de capacidad, el contenido que se encontraba en el rumen posiblemente ya hace varios días avanzaba directo, sin ser digerido y atacado por el abomaso; de esta  manera parte del forraje pasaba íntegro sin ser degradado.
  • Fue tan agudo este proceso que la presencia de posible sangre del abomaso no se apreció ya que el contenido de este mismo lo ocultaba, el cual jamás se manifestó en las heces como en la vaca de un artículo anterior.

4 Comentarios

  1. Una practica frecuente es alimentar imanes a las becerras asi cualquier cuerpo extrano es mantenido dentro del sistema digestivo y no migra y causa este tipo de problemas.

  2. COMO SE ENTIENDE QUE TENGA UNA PERITONITIS DE GRANDES DIMENSIONES Y NO PRESENTE AUMENTO DE TEMPERATURA???…, GRACIAS, INTERESANTE MATERIAL..

  3. Rony Guinet Cabral

    Gracias por los comentarios, lamentablemente este caso contaba con un mayor número de Fotos pero el espacio en capacidad para la publicación no era posible, pero las imágenes que se muestran son muy educativas.

    1era.- Respuesta para el Amigo Cesar Rey los cuerpos extraños de la imagen no fueron los que ocasionaron la perforación del Abomaso; esto debido a que todo cuerpo extraño por gravedad llega a la profundidad del Rumen, luego los movimientos peristálticos lo conducen hacia el ambiente del Retículo que debido a su mucosa quedan atrapados si este tuviera ángulos y puntas cortantes.

    Los cuerpos extraños de las imágenes no se encontraron en el Abomaso si no en el Rumen y Retículos.

    La aplicación vía Oral de Imanes es la medida más correcta para evitar casos de Perforaciones del Retículo, pero aquí la perforación fue por las características físicas del contenido del abomaso que rasgo y colapso la mucosa del mismo.
    Los cuatro compartimientos del aparato digestivo del Bovino evitan que objetos como los mostrados puedan llegar con facilidad al abomaso, solo cantidad de Piedras más pequeñas he encontrado en otros casos, pero objetos punzocortantes muy difícil.

    2da.- Respuesta para Hivanna, lo que menciona es cierto de que si una peritonitis focalizada o difusa se instaura existiría temperatura elevada debido a los proceso inflamatorios que sucede en este Mesotelio; pero referente al caso habría existido alza térmica posiblemente sí; pero en un corto lapso no reportada, siendo debido a que esta peritonitis fue aguda o hiper aguda; ya que una perforación con escape de contenido Digestivo es sumamente peligroso.

    Las Bacterias Gram Negativas colonizaron todo este tejido estéril, liberando toxinas al torrente sanguíneo, afectando muchos sistemas.

    Demostrándose con la baja temperatura al final, que el animal se encontraba bajo las consecuencias de un Shock Séptico.
    Muchas gracias que les haya gustado el caso.

  4. Jean Alexander Rojas

    Dr. Rony es posible bajar el peso de las fotos para que se puedan enviar mas, si quiere me da su e mail y le explico paso a paso con imagenes como realizarlo….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *