Home » Manejo » PRV: Ley de rendimientos máximos

PRV: Ley de rendimientos máximos

Como siempre lo he dicho, personalmente creo que las leyes de Voisin, si pueden llegar a ser parte del mejoramiento productivo para la ganadería Colombiana. Varias veces he comentado sobre las 2 que se refieren a los pastos (Reposo, Ocupación), las cuales se hacen fundamentales a la hora de conocer que comida tenemos y como la debemos ofrecer a nuestros animales, buscando un mejor rendimiento de las pasturas, necesitando tener un conocimiento de su manejo, el cual es muy individual en cada uno de nuestros predios.

Para este articulo, creo importante resaltar una de esas leyes, pero referente a los animales, es la de los Rendimientos Máximos, siendo para mi de gran importancia, ya que mide la necesidad de los animales, en cuanto a cantidad o volumen de pastos requerida por ellos y a su vez teniendo que estar este (el Pasto) de buena calidad, para que así los animales nos puedan entregar sus mejores rendimientos.

Cuando hago mis talleres, me refiero así: Tercera ley, primera de los animales; “Para que un animal tenga sus máximos rendimientos, debo darle la cantidad de comida que necesite y esta debe estar en las mejores condiciones”.

Al igual que las anteriores, al  leerlas vemos como son frases supremamente simples  y como lo escribo siempre, solo se acercan a procesos lógicos y comunes, pero en la realidad tal vez por esta misma razón, son una de las principales fallas que tenemos al realizar nuestros programas en ganadería.

Luego de saber, qué pasturas tenemos, cómo se comportan, cuál es su mejor manejo, esto siempre con referencia a nuestro predio, no lo que dicen los libros, debemos pasar al siguiente proceso que es, saber  el volúmen que tenemos para determinar para cuantos kilos de animal alcanza y después de un adecuado manejo, tratar de ofrecerlo  de la mejor calidad a los animales, esperando que nos den su rendimiento máximo, el cual esta amarrado lógicamente a su calidad genética y a buenas condiciones de sanidad.

Creo que como ganaderos del común lo mas fácil  es saber cuánta comida tenemos, al saber esto puedo calcular cuantos kilos de animal podía tener y que todos los días por lo menos se les ofrezca la cantidad necesaria para su desarrollo y producción.

Creo que lo anterior es uno de nuestros problemas mas comunes,  ya que partimos del principio que somos ganaderos por cantidad y no por producción y menos por productividad, si en nuestras fincas no nos ven los lotes inmensos de ganado pastoreando  o sí no nos vanagloriamos dando cifras de numero de animales, antes que resultados, no somos ganaderos.

Mi trabajo ha sido desarrollado, básicamente basado en las Leyes de Voisin, pero aplicado a un sistema rotacional, creo que ellas son tan lógicas y simples, que se prestan  a entenderlas y aplicarlas en nuestros predios adecuándolas a los sistemas que creamos convenientes.

Para el caso personal, me baso en la cantidad de comida, ya que es la medida mas fácil que puedo manejar, pero en este punto en particular, me he encontrado un caso muy singular y lo extraño es que hasta en los estudiantes que visitan mi programa veo la falta de conocimiento de detalles tan simples pero fundamentales a la hora de hacer cálculos de ocupación de praderas.

La ganadería no puede avanzar mientras sigamos midiéndonos como poseedores de animales, cabezas, reses, etc. La única forma de poder calcular es con base en kilos  y para esto existe una medida especifica; La Unidad Gran Ganado, que para nuestro caso está en 450 Kilos.

Para medir mi capacidad de carga debo saber la cantidad de kilos de pasto que tengo y así saber para cuantos kilos de animal hay, para que ellos respondan debidamente a nuestro programa sea de ceba, leche o cría.

La medición de las pasturas se debe hacer por medio de aforos, esto es hacer mediciones de volumen de pasturas por metro cuadrado, la cual se debe hacer en varias muestras teniendo en cuenta los diferentes niveles de desarrollo de ellas, el tiempo de descanso y las épocas en que se hacen. Lo ideal es hacerlo un día antes de ocupar los potreros y en épocas normales, no en veranos ni inviernos fuertes, además de tener en cuentas la formas de corte de los pastos, determinando que tamaño del corte es el que debemos pesar ya que el animal consume a su gusto y es posible que lo que nosotros referenciemos no sea la realidad de consumo para el animal y así tengamos cálculos herrados.

En fin el tema de aforos es complicado, por esto en mi caso, no inicié trabajos luego de haberlos hecho, sino determine una cifra (600 gramos) por metro cuadrado y con ella realizo los cálculos de ocupación. En el próximo articulo, voy a mostrar un trabajo grafico sobre este tema.

600 Gramos de pasto Braquiaria.

Finalmente, tengo en cuenta otro parámetro, es el de consumo para bovinos en ceba, que dicen que un animal se le debe dar mínimo al día el 10%de su peso en materia verde es decir a una unidad gran ganado (450) se le debe dar mínimo 45 kilos de pasto al día y de ahí en adelante sube ya que el animal aumenta de peso.

Este calculo se debe hacer con base al peso máximo al que debe llevar el programa. Si es como en mi caso para novillas lo hago a 350 kilos, si se hace en ceba 450 kilos, esto para saber realmente la cantidad de pastura disponible para esos pesos superiores y no tener problemas por falta de alimento ya que se calculó sobre animales pequeños y estos al ir aumentando de peso van a encontrar menores cantidades de alimento y su desarrollo se detiene, llegando a los casos comúnmente encontrados donde nos toca sacar animales del programa y lo grave es que hemos maltratado fuertemente las pasturas por sobrepastoreo.

En resumen, en mi programa inicio por medir la cantidad de comida, al saber el área del lote, calculo 600 gramos por metro y obtengo el volumen de comida, esto lo divido por el 10% del peso máximo al que quiero llevar el lote y esto me da el numero de animales que puedo ingresar, los cuales estarán bien alimentados y me darán el resultado que su genética y sanidad les permita, esto y otros datos sencillos son parte de mi experiencia en la cual he logrado obtener resultados (carga hasta 2450 kilos  con ganancias de 3,5 kilos por hectárea), casi 9 o 10 veces por arriba del promedio nacional según las cifras de Fedegan.

Como ven hasta el momento solo me he referido a la parte de cantidad de alimento, no quiere decir que la parte de calidad no sea importante, por el contrario es tan o más importante a tener en cuenta, lo que creo es que como ganadero del común no es fácil saber la cálidad, ya que esta se obtiene por medio de un examen especifico y la gran mayoría de ganaderos de este país, entre esos el 82% que solo tienen 50 reses o menos, creo no tienen muchas facilidades para realizar dichos exámenes.

Lo más cercano para ellos es que les proporcionemos educación de manejo de las pasturas, que con conocimiento de causa y experiencia regional, podemos enfocarlos a que tengan un buen manejo de ellas y así poder llegar a entregar a los animales pastos en la mejor condición; es decir, enseñarle cómo se manejan individualmente, entre otras cosas, si su madurez la refleja la prefloración, la senescencia, la altura, o muchos otros factores individuales que se presentan en las distintas variedades de pasturas.

Creo que el tema de las Leyes de Voisin, para mi sigue siendo de mucha importancia para el cambio de la ganadería, el como se aplique es cuestión de cada uno, hace casi 7 años encontré una novedad en internet, basada en los extraordinarios conceptos del Dr. Pinheiro Machado, luego me enteré de otra aplicación dada por el Dr. Sorio, personalmente tengo un sistema rotacional y en él  trato de aplicarlas. Como curiosidad, esta novedad la vine a encontrar descrita en un viejo libro encontrado en la finca de la familia, donde  hace 42 años (1970) ya se mencionaba como la forma mas avanzada de utilizar los forrajes.

Los 600 gramos salen de un cálculo inicial de 1 kilo por metro cuadrado y castigar por perdidas un 40% ya que donde el animal excreta, pisotea, se acuesta,  generalmente no consume esa pastura.

En mi programa trato todos los días que mis animales por lo menos, obtengan el volumen requerido según su peso ,en materia verde, esperando que por el adecuado manejo de las pasturas, estas estén de la mejor calidad posible, así creo que la ganadería Colombiana por lo menos sea capaz de doblar los índices productivos actuales.

El cómo se haga, con base en qué, con cuál sistema, no importa mucho, lo importante es tomar una actitud de cambio, estoy seguro de que hay muchas cosas simples y lógicas que nos pueden hacer mejora nuestros resultados, siempre ajustados a nuestras necesidades y capacidades, sin dejar a un lado esquemas científicos y técnicos, los cuales al saberlos complementar nos  llevan a mayores y mejores cifras, obteniendo mejor producción, productividad y eficiencia.

4 Comentarios

  1. Adrián Calderon

    Cual es el tamaño optimo para del hato para pastoreo de Voisin ?

  2. Adian

    Yo trabajo con base a la cantidad de kilos de comida y eso me da el numero de kilos animal a trabajar,
    El tamaño optimo me lo da la cantidad de alimento. es mi caso personal

  3. Que buen articulo; no se equivoca el dicho de …. ” nos morimos y nos morimos aprendiendo”

    Saludos desde El Salvador

  4. Desde Venezuela, cuanto costa ria hacer un curso con practica o día de campo, favor responderme a mi correo. el precio en bolívares o dolares americanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *