Home » Clínica » Caso clínico: Becerro con fontanela abierta

Caso clínico: Becerro con fontanela abierta

La cabeza es fundamental en el diagnostico de muchos trastornos y enfermedades importantes de los rumiantes. En las actuales circunstancias donde la exploración física de los animales es mínima, la cabeza es el lugar más accesible para realizar una inspección.

Es fundamental tener un conocimiento básico de la anatomía del cerebro bovino para la identificación de muchas alteraciones de esta región durante la inspección macroscópica en la necropsia.

Las anomalías en el desarrollo del esqueleto de la cabeza son raras. Pueden encontrarse mandíbulas o maxilares anormalmente largos, siendo esto más frecuente que las fisuras palatinas y los labios leporinos. En ocasiones se observa osteoporosis con mandíbulas acortadas de pequeño tamaño, protrusión de la lengua, molares impactados y desproporcionados, mandíbulas desproporcionadas y fontanelas abiertas (una fontanela abierta o no soldada supone un agujero en el cráneo). Esta anomalía es muy frecuente en caninos, cerrándose el agujero antes de cumplir el año de vida, y  que generalmente es blando y con un revestimiento que protege el cerebro. La imagen 2 evidencia un ternero que nació muerto, presentaba asimetría de cráneo y con un agujero perfectamente circular en el hueso frontal, asumiendo este como un fontanela abierta.

Imagen 1. Vista dorsal del cráneo bovino

Imagen 2. Becerro nacido muerto con fontanela abierta.

Este tipo de hallazgo es algo fuera de lo común en cuanto a patologías neonatales bovinas. ¿A qué creen ustedes que se puede deber este caso?

Para ver más casos de malformaciones en bovinos da click aquí.

Un comentario

  1. Aparte de esta deformacion tenia algun otro tipo, como de corazon?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *