Home » Nutrición » Condición Corporal » Controlando la condición corporal

Controlando la condición corporal

El mayor porcentaje de los  ingresos en el  campo de  la cría corresponde a la cantidad de terneros producidos por hectárea y por año. En consecuencia lograr la mayor cantidad de vacas preñadas implica contemplar todas las variables que afectan a la productividad  física y económica. Una herramienta que permite anticipar las decisiones es la evaluación de la Condición Corporal (CC).

Esta metodología consiste en apreciar, en forma subjetiva en un momento dado, la cantidad de energía almacenada en forma de grasa y músculo. Es un pronóstico más confiable y práctico que el peso corporal, además permite en caso de no tener balanza, establecer el estado nutricional de la vaca y planear estrategias de manejo.

Se realiza mediante la observación visual y la palpación de determinadas áreas del cuerpo del animal.

Mirar la vaca al momento del parto. ¿Para qué?

El estado corporal de las vacas al momento del parto nos puede suministrar una Valiosa información para prevenir fallas reproductivas en el hato y por consiguiente aumentar la  cantidad de terneros por año.

La mayoría de estas fallas se pueden asociar con una deficiente nutrición principalmente Energética. Si los vientres no tienen una adecuada cantidad reservas corporales, lo más probable es que no entrarán en celo porque no dispondrán de energía para mantener el feto en el futuro.

La condición corporal en el momento del parto está muy relacionada con el tiempo que tardará la vaca en entrar en celo luego del parto. Además es un índice de la salud que tendrá el ternero y de la cantidad de leche que su madre le pueda brindar.

Es importante asegurar la nutrición durante los 50 – 60 días previos al parto. Pero, fundamentalmente nos dará muy buena información acerca de cómo se está preparado el hato para el próximo servicio.

Teniendo en cuenta esto podremos tomar medidas que nos permitan mejorar el nivel nutricional de las vacas, en función de sus necesidades.

Este proceso, que tiene muy bajo costo comparado con los beneficios e inclusive en algunos casos permite ahorrar dinero en  otro tipo de suplementación, esto nos permitirá mejorar el porcentaje de preñez a futuro y por ende tener más terneros. Eso sí; requiere de seguimiento y de actuar a tiempo y ordenadamente.

¿También durante el servicio hay que vigilar a las vacas?

Sí. Porque el estado corporal en este momento nos va a decir qué vacas se van a  preñar y cuáles no. También en este momento vamos a poder tomar decisiones que disminuyan gastos innecesarios.

¿Qué pasa con la Condición Corporal al Destete?

No es lo más acertado utilizar esta observación al momento del destete, porque es muy probable que las vacas que dieron mucha leche hayan movilizado muchos nutrientes de su cuerpo, pero a su vez dieron los terneros más grandes y seguramente tengan una habilidad materna superior. Es por eso que nos puede llevar a confusiones que nos hagan tomar medidas desacertadas.

¿Cómo se mide la Condición Corporal?

Hay distintas escalas para medir la condición corporal. Pero en definitiva todas tienen en cuenta las mismas características:

Debilidad física, costillas, columna vertebral y puntas de caderas visibles o no.

Como lo hacemos habitualmente, utilizaremos la escala de 5 estados de condición corporal (adaptación):

La aparición del primer celo es menor a 100 días

ESTADO CORPORAL AL PARTO

Esta afirmación nos permite concluir que si en el momento del parto tenemos vientres con estado corporal menor a 2 deberíamos formar, de ser posible, un hato alternativo y mejorarles la alimentación llevándolo a un mejor potrero o ayudándolo con suplementación Energética con una grasa de sobre paso. Esto nos permitirá que una mayor cantidad de vientres se preñen en el primer celo. Así podremos obtener más terneros cabeza con mayor peso al destete. Además estas vacas que hubieran sido cola de parición van a pasar a ser cabeza y mantendrán esta condición por varias pariciones.

Ahora veremos que pasa en la época de servicio

Solo con destete precoz y/o el amamantamiento restringido se mejora el porcentaje de preñez Comienza a ovular.

La lactancia demora el reinicio de la ovulación Destete temprano mejora la preñez  Mejorando la condición corporal se mejora la preñez.

Por lo tanto, en el momento de entrar los toros deberíamos considerar el estado corporal de cada uno de los vientres y realizar el destete temporario y/o precoz en aquellos que presenten grado mayor a 2. Paralelamente deberíamos mejorar la alimentación para que puedan entrar en celo lo más pronto posible.

Tenemos que tener en cuenta que para que vacas muy flacas mejoren 1 punto en su condición corporal, deberían aumentar unos 30 kg de peso vivo.

Las vacas que entran al servicio en CC 2.5 no deben bajar de peso porque se afectaría la preñez.

¿Y en el Destete?

Mejorar Condición Corporal con alimentación

Tratamiento nutritivo normal  preferiblemente con suplemento Energetico hipocalórico.

ESTADO CORPORAL AL DESTETE

Como comentáramos anteriormente, no debemos tomar en este momento una mala condición corporal como si se tratara de una vaca que no se va a preñar. Simplemente en estos casos se debería mejorar la condición corporal pues es probable que ya exista la preñez y entonces deberíamos mejorar las reservas de grasa para el futuro parto.

Durante los últimos años, en los hatos ganaderos se ha mantenido la costumbre de alimentar a las hembras pos parto con elevadas concentraciones de energía en la dieta que conducen a trastornos metabólicos por excesivo consumo de la misma, sobrecondiconandolas y que al contrario de solucionar el problema desmejoran el estado nutricional del animal, alargando el periodo anovulatorio.

En razón a lo anterior se recomienda utilizar fuentes nutritivas ricas en energía que no afecten el metabolismo ruminal, como son la grasa de by-pass o grasas sobrepasantes que aumentan la ingesta de energía hipocalórica y el consumo de fibra disminuyendo los costos de producción  y mejorando la condición corporal de las vacas.

Finalizando, podemos concluir  que la observación del estado corporal de las vacas, permite decidir si será oportuno un destete precoz y adecuar la alimentación con grasa de sobre paso, GANAGRAS, de los vientres para ayudarnos a obtener más cantidad de terneros sin realizar mayores costos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *