Home » Ganadería » Carne » La ganadería, cambios contínuos

La ganadería, cambios contínuos

Quisiera volver a tocar un tema que varias veces lo he tratado y es el referente a la necesidad de hacer cambios continuos en el proceso ganadero.

En los últimos días en artículos, promocionales de cursos y con respecto a comentarios de participantes a mis talleres, encuentro como hablan o solicitan, las formulas mágicas, para obtener mejores resultados en sus programas.

Siempre he sido claro, al explicar que este negocio, está entre los que encontramos un mayor número de variables, las cuales no son fáciles de combinar, ya que unas son ajustables a nuestros programas, si conocemos muy bien los parámetros a aplicar, y otras son imposibles de controlar, como es el caso del estado del tiempo.

Al ejecutar nuestros programas, debemos tener en cuenta muchos parámetros, como pueden ser entre otros, el tipo de animales que tenemos, las razas o cruces, si el programa es de lechería, cría o ceba, tener en cuenta el tipo de terreno, si es plano, ondulado o quebrado, conocer el tipo de pastura que manejamos, conocer sus características, calidades y producciones, tener conocimiento de los suelos de nuestros predios, contar con instalaciones buenas, conocer los principios a tener en cuenta en los sistemas que realizamos, contar con personal capacitado y eficiente, estar atentos de parte nuestra de cumplir con los requerimientos del programa, además estar pendientes de factores externos de difícil manejo de nuestra parte, como son los cambios de clima.

Estas y muchas otras variables hacen que este no sea un programa de fácil manejo y con estructuras fijas. Se requiere un continuo y rápido manejo para adecuarse a cambios repentinos e inesperados.

En mi caso presento unos parámetros, al explicarles a quienes vienen a conocer mi programa, basado en un historial de algo más de 3 años, presentando unos cuadros en los cuales determino unas ganancias diarias, para hacer una programación del sistema, pero siempre explico que estas son muy puntuales e individuales.

Muestro como hay resultados en los grupos, que a pesar, que los animales están en las mismas condiciones, las ganancias individuales, pueden tener variaciones muy grandes.

A continuación, voy a presentar un seguimiento visual, del comportamiento del clima y su repercusión en las pasturas de los potreros, razón importante, entre otras, para hacer cambios buscando ajustarnos en el sistema.

El pluviómetro es un medidor de la cantidad de agua que cae al llover en nuestras fincas, es un instrumento que nos ayuda en buena forma y con los datos proporcionados, podemos saber qué es lo que realmente ha pasado en nuestros predios, en cuanto al comportamiento del clima.

Además de ser muy útil, es un implemento con un costo muy económico y fácil de conseguir, recomiendo adquirirlo, para obtener datos importantes para programas futuros.

Lluvias de Enero de 2009 a Mayo de 2011

Como vemos en el año 2009, el comportamiento de las lluvias fue más o menos normal, con los incrementos tradicionales en los meses de abril y mayo en el primer semestre y en agosto a noviembre en el segundo semestre.

En el mes de noviembre del 2009, tenemos un buen promedio de lluvias, pero desde aquí, se presenta uno de los fenómenos más marcados en las últimas décadas, los 142 milímetros del mes de noviembre, se presentaron hasta los primeros 10 días del mes, de ahí en adelante, el veranos que se presento fue el más fuerte de los últimos 20 años, en donde desde ese día 10 de noviembre, hasta el 10 de abril del año 2010, las precipitaciones se acercaron a 67 milímetros, en 115 días, el equivalente a un buen aguacero.

Estado de las pasturas en los primeros días del mes de abril de 2010, en este momento se bajo la ocupación de los potreros a 5 y con pesos máximos de 280 kilos, cifras bajas realmente si las comparamos con las ocupaciones en tiempos normales que se acercan a 7 animales de 350 kilos.

Entre el mes de abril y mayo, las precipitaciones llegaban a mas de 430 milímetros, donde los pastos obtienen una recuperación importante y volvemos a ajustar las cargas normales.

En los meses de junio y julio sigue siendo importante el volumen de lluvias alcanzando en los 2 meses a caer cerca de 260 milímetros, llegando así a obtener un desarrollo extraordinario las pasturas.

En este periodo se presentaron dos problemas, el primero, al generarse un acelerado crecimiento de las pasturas, de las cuales un gran porcentaje no fue aprovechado, ya que al estar muy altas, los animales las tendían y pisaban y no las aprovechaban de la mejor forma y el otro problema fue la aparición de gusano en ellas y por esto se perdió un gran volumen de materia verde.

En los meses de agosto, septiembre octubre, noviembre y diciembre, el régimen de lluvias continuo en forma abundante, con un acumulado en este periodo, cercano a los 1050 milímetros, con casos puntuales, como en el mes de septiembre, donde alcanzo a caer 363 milímetros, caso muy comentado por la mayoría del país, ya que se considero como el invierno más prolongado y fuerte en los ultimas décadas.

Para esta época, se presento el problema, originado por exceso de lluvias, ya que las pasturas a pesar que existían en volúmenes buenos, en muy corto tiempo se perdían por haber encharcamiento excesivo, y los animales no las comían por estar embarradas.

En los meses de enero y febrero del 2011 se vuelve a presentar un verano corto pero fuerte donde en los 2 meses solo se presentaron precipitaciones por 20 milímetros.

En las fotos anteriores se ve que ya el pasto luego de los 2 meses de verano se ha reducido considerablemente, en la foto de la derecha se observa un lote de novillas , las cuales se venden a finales del mes de febrero, y el potrero es ocupado el 22 de febrero por un lote de 5 machos, los cuales siguieron en el, hasta ser vendidos, habiéndose producido otro cambio en el tiempo, volviendo las lluvias en buena forma, al caso de presentarse volúmenes de lluvia entre marzo, abril y mayo, cercanas a los 550 milímetros , presentándose nuevamente, una mejoría considerable de las pasturas.

Lo anterior nos muestra como en este proceso, no podemos pretender que esto funcione de una manera fija y permanente sin estar dispuestos a realizar cambios continuamente, y eso que solo estamos haciendo referencia al caso de cambios del tiempo.

Otro cambio para mostrar, se refiere al sistema usado, ya que hasta el año pasado venia llevando los animales a un peso máximo de 350 kilos, para venderlos, y con ellos terminar un ciclo.

Las hembras se vendían para la pesa, y los machos de 350 kilos los vendía a un amigo que continuaba con ellos su ciclo hasta los 450 kilos, en un sistema rotacional, similar al mío.

En este año quien me compraba los machos, no continuó con el negocio, y me tocó buscar clientes para esos novillos de 350 kilos, con sorpresa me encontré con la dificultad de venderlos, ya que por ser animales de buen peso y con buen desarrollo, no eran muy apetecidos por los compradores, ya que para ellos, el problema era que, los animales se les atrasaban. Concepto no claro, si miramos el programa desde un punto de vista lógico y no tradicional, donde al comprar animales de cierto peso, debemos estar seguros de la alimentación que tenemos, la cual debe ser suficiente para seguir el desarrollo de ellos hasta el peso final esperado.

Con respecto a lo anterior hay una costumbre de comprar animales flacos, de bajo peso, porque son los que más van a aumentar, como dicen ellos, pero hace poco hablando con un cebador que ya está cambiando estas tradiciones, me comentaba, que al comprar animales descarnados y sin saber la procedencia, una gran mayoría de ellos no estaban flacos por hambre sino por enfermedad, y el costo y tiempo de recuperación era mayor.

Por esto decidí dejar los machos para subirlos hasta los 450 kilos en número de 5 animales por hectárea, presentando los siguientes resultados:

Este lote de 5 machos, inicio el programa el 22 de febrero de 2011 y se vendieron a los 69 días, obteniendo ganancias de 725 gramos, iniciando con un peso promedio de 371 kilos y se vendieron de 421 kilos.

En el lote 2 se inicio otro proceso con 5 machos, los cuales en 69 días, han tenido una ganancia diaria, de 942 gramos, hasta el 2 de mayo del 2011, iniciando con un peso promedio de 333 kilos , hasta llegar a un peso promedio de 398 kilos.

Este lote de 5 machos esta en el potrero 3, su proceso inicio el 22 de febrero de 2011, con un promedio de peso de 351 kilos, y fue pesado por última vez el 18 de mayo del 2011despues de 85 días, llegando el lote a un promedio de 432 kilos, con ganancias diarias en promedio de 953 gramos.

Con este resumen confirmo lo dicho al principio, con referencia a que la ganadería es un proceso de continuos cambios, el resumen de lo que paso en los años anteriores, nos muestra lo que ocurrió, solo analizándolo desde el punto de vista de los cambios climáticos.

De otro lado presento los buenos resultados obtenidos, al tener que cambiar el sistema o esquema original, al pasar de manejar 7 hembras hasta 350 kilos, a 5 machos hasta de 450 kilos.

Hay muchos factores a tener en cuenta para lograr un buen desarrollo de nuestros programas, es de gran importancia, creo yo, llevar un registro de nuestros resultados, ya que es lo único que nos confirma un verdadero resultado.

Recuerden que el Dr. García está dictando Talleres Prácticos en su finca donde muestra cómo ha llegado a establecer este sistema de producción. Para mayor información click aquí.

4 Comentarios

  1. jimmy vicente laguado

    buenas tardes don Jorge García que buen articulo, estoy interesado en participar de sus trabajos en campo pero la carretera no o ha peromitido, salir de la ciudad hacia bucaramanga que vacano que en colombia existan ganaderos como ud dispuestos a dar un poco de conocimiento al pequeño empresario ganadero que empieza.

  2. Jorge Humberto Garcia H

    Jimmy

    Gracias por esas palabras, cuando pueda espero tenerlo en mi programa ,para compartir experiencias.
    Este es un trabajo de mas de 4 años, en busca de mejoras en mi programa, que interesante es compartirlo, con todos los que estan en este programa, en presencia y forma directa, como lo digo, para compartir conocimientos, practicos.
    De nuevo gracias
    JORGE HUMBERTO GARCIA H

  3. Alberto zeledón R

    Dr Jorge soy un ganadero nicaraguense ,queriendo cambiar un poco el sistema tradicional de nuestras ganaderías, lo felicito por su desprendimiento al compartir con los lectores de estos foros tan valiosos conocimientos llevados a la práctica,definitivamente un verdadero modelo de aprendizaje.Quiero hacerle una pregunta , en este sistema de ceba de machos .cómo madeja los potreros o bién cual es el area de cada uno y el tiempo de permanencia promedio,disculpe pero de estar mas cerca de Uds. seguro que participaría en tan importantes eventos de campio y capacitacion.
    saludos y que Dios le brinde bendiciones y gozo con su diario quehacer.
    Alberto Zeledon R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *