Home » Ganadería » Carne » Pocas cifras, mucho corazón

Pocas cifras, mucho corazón

En los últimos días, meses y años, hemos oído a los ganaderos hablar de lo difícil que esta el negocio, donde cada vez los costos están subiendo más y los precios de nuestros animales, por el contrario, cada vez van disminuyendo.

Hace unos meses el comentario se hacía por la caída del acuerdo comercial con nuestro vecino, nos dábamos esperanzas con que había que buscar otros mercados y hasta hoy no es mucho lo que se ve con otras perspectivas de comercio.

Hace más o menos un año, estábamos saliendo del verano más fuerte en los últimos 30 años, y fue la otra razón que le sumamos al problema, ya que, todos estaban sacando los animales por la disminución de pasturas, y eso hizo que los precios no ayudaran.

Luego, en el último trimestre del año anterior, se nos presento el invierno más grave en los últimos 50 años, se inundaron los campos, se acabaron las carreteras, y los precios también quedaron involucrados en el problema, porque no se pudo cebar lo que se tenía y no hubo forma de comercializar los animales, volviendo a perjudicarnos por seguir los precios bajos.

Hoy que estamos esperando el último golpe de la niña, que parece va hasta mediados de año, estamos aun más preocupados, porque no sabemos cuál va a ser la magnitud de los estragos que este fenómeno trae, y volvemos a decir como hace algo más de un año, que este negocio está muy mal. Lo anterior es muy cierto y preocupante, pero cada vez más, también oímos unas palabras que nos inducen a mirar un poco más detenidamente la verdad del negocio ganadero, el cual debemos tratar que sea más PRODUCTIVO, RENTABLE, EFICIENTE, CON AUMENTOS DE PRODUCCION, y así podamos ser más COMPETITIVOS.

Lo anterior es muy cierto, pero ¿qué hacemos como simples ganaderos para lograr esto? Primero creo interesante mostrar unas cifras, para que tengamos una guía de cómo está la ganadería actual de nuestro país.

Con base en esto, traigo unas cifras presentadas por Fedegan, en cuanto al estado actual de la ganadería Colombiana. El inventario ganadero actual de Colombia, está distribuido en 496.147 predios, de los cuales el 82%, un poco mas de 405.000, cuentan hasta con 50 animales y el 48.3%, algo más de 240.000 predios tienen hasta 10 animales. Por censo solo el 1,1% de predios (1.562), tienen más de 1000 animales. En fin esto nos ratifica que la ganadería es un proyecto de vida de pequeños y medianos colombianos en busca de sistemas adecuados que le hagan mejorar sus resultados.

En cuanto a ocupación por hectárea tenemos, que en el país pastorean aproximadamente 28 millones de cabezas de animales en 38 millones de hectáreas, lo que equivale a 0,64 animales por hectárea, cifra que si la trasladamos a U.G.G. (450 kilos), sería menor. Y si analizamos la producción individual, hay una interesante cifra, que tiene que ver con la edad y el peso al sacrificio, al representarse en el aumento de peso diario promedio que esta en 350 gramos.

Si analizamos la ganadería, con respecto a la producción nacional, encontramos estos datos, en el estudio hecho por FEDEGAN en el PEGA (Plan Estratégico de la Ganadería), así: Una vez más, el valor de la producción resulta una buena aproximación para estimar la participación de la ganadería en la economía, con resultados que resultan sorprendentes. En efecto, si la ganadería representa el 26.9%, en valor de la producción, entonces la ganadería es:

  • Más del doble (2.13 veces) de la Avicultura –aves de corral + huevos– (12.6%)
  • Más de tres veces (3.36) el Café (8%)
  • Más de cinco veces (5.27) las Flores (5.1%)
  • Casi seis veces (5.98) el Arroz (4.5%)
  • Más de ocho veces (8.15) la Papa (3.3%)
  • Y casi diez veces (9.28) la Porcicultura (2.9%)

Las anteriores cifras son importantes desde el punto de vista económico, a nivel nacional, pero si tenemos en cuenta el área ocupada para tener esta producción, esto si nos debe poner a pensar un poco.

En cuanto a la generación de empleo que proporciona nuestro negocio, encontré los siguientes datos: La ganadería hace un aporte de, alrededor de 950.000 empleos, la ganadería es también el primer generador de empleo directo del país, con una participación del 7% del total nacional, y en cuanto al sector agropecuario, con un aporte del 25% del empleo rural.

Lo anterior es muy importante, pero hay un aspecto interesante en las mismas notas con respecto a si queremos mejorar resultados, es el nivel educativo de este empleado, con respecto a esto encontré: la ganadería cuenta con un bajo nivel de escolaridad de la mano de obra, toda vez que el 15% no ha estudiado y el 33% ha hecho apenas algunos cursos de primaria. Este tema creo debe tenerse en cuenta a la hora de hacer ajustes a nuestros proyectos, si nos vamos a ir por esquemas muy técnicos y de cierto grado de intensidad, a la hora de querer subir nuestros resultados.

En la revista Carta Fedegan, No 120, encontré otras cifras interesantes para tener en cuenta ya con resultados muy actualizados, para el año 2010, presentados en un artículo denominado MEJORANDO COMPETITIVIDAD, extractados de los consensos ganaderos, los cuales dieron los siguientes resultados:

CAPACIDAD DE CARGA:

Con relación a la capacidad de carga, nos dan un resultado de 0,6 U.G.G. (Unidad Gran Ganado de 450 kilos), en este caso entiendo hay una diferencia a lo mostrado en párrafos anteriores, donde según los datos del documento del PEGA, esta cifra se da en animales y no en U.G.G. y es un parámetro diferente.

EDAD DE SACRIFICIO.

Con respecto a la edad de sacrificio, el tiempo en que llegan los bovinos machos a sacrificio en las plantas esta en 42,2 meses

PESO AL DESTETE:

El peso promedio de destete es de 148,2 kilos

PRODUCCION DE LECHE:

La producción de leche para ganaderías de doble propósito, llego a 3,1 litros

GANANCIA DIARIA PESO:

La ganancia diaria de peso está así:

  • Tecnología baja: entre 100 y 300 gramos,
  • Tecnología media: entre 200 y 400 gramos
  • Tecnología alta: entre 400 y > 500 gramos

CAPACIDAD DE CARGA:

La capacidad de carga dio así: En U.G.G.

  • Tecnología baja: 0,4 a 0,7,
  • Tecnología media: 0,5 a 0.9
  • Tecnología alta: 0,8 y 1,1

EDAD Y PESO AL SACRIFICIO:

En cuanto al peso al sacrificio y la edad de los bovinos tenemos:

  • Tecnología baja: de 43 a 48 meses de 400 kilos,
  • Tecnología media: de 37 a 42 meses de 430 kilos de peso,
  • Tecnología alta: menos de 24 meses y menos de 450 kilos de peso

NATALIDAD:

El porcentaje de natalidad: es de 53%.

Es importante dar a conocer los parámetros que utilizaron para definir el nivel de tecnología en una unidad ganadera así:

  1. Tener sistemas de riego
  2. Contar con pastos mejorados
  3. Suministrar suplemento alimenticio producido en la finca o adquirido
  4. En lo que respecta al material genético, lo recomendable es que el ganadero emplee reproductores puros o de alta selección, cuente con programas de inseminación artificial, o realice programas de transferencia de embriones.
  5. Realizar prácticas de mecanización de praderas.
  6. Rotar potreros de manera programada.
  7. Tener registros técnicos, reproductivos, contables, y económicos para utilizarlos en la toma de decisiones de la explotación.

Para esto hay una clasificación del nivel de tecnología así:

Bajo: Cumplir al menos un parámetro de los anteriores.
Medio: Cumplir más de 2 parámetros.
Alto: Cumplir más de 4 parámetros (el 4 y el 7 son obligatorios).

Estas cifras, creo que nos dan una visión más clara del verdadero negocio ganadero, y así poder tener una información más real, a la hora de tomar decisiones buscando mejorar los parámetros al inicio mencionados en cuanto a producción, productividad, eficiencia, competitividad.

Lo primero es tratar de ubicarnos en estos parámetros, asunto no fácil, ya que una gran mayoría estamos navegando por un negocio al que poca información le tenemos. Luego analizar qué podemos hacer para mejorar estos, teniendo en cuenta que muchos estamos ubicados en los niveles de bajo y medio, y estos parámetros no nos dejan muy bien ubicados en el caso de producción, productividad y más aun de competitividad.

En el siguiente articulo trataré un tema relacionado con los parámetros de producción y productividad, planteados por un autor Brasilero, quien muestra parámetros interesantes para tener en cuenta nosotros los medianos y pequeños ganaderos del país, y a su vez muestro unos datos personales en los cuales presento resultados un poco por arriba de las cifras presentadas, adoptando sistemas, sencillos, lógicos y muy realizables, para todo tipo de ganadero.

Por: Jorge García

7 Comentarios

  1. Mi estimado Dr. García.

    Un excelente artículo digno de ser reenviado a todas las personas que tienen algo que ver con este negocio de la ganadería.

    Me voy a tomar el atrevimiento de agregarle algunas cosas al post a manera de comentario pues me temo que a pesar de la contundencia de las cifras habrá muchos lectores que no comprendan la magnitud de las mismas.

    Comienzo por comentar el octavo párrafo en donde nos cita el censo bovino colombiano, la ocupación y la ganancia diaria de peso (GDP). Esto merece ser analizado a fondo:

    Si tenemos 0.64 animales por hectárea esto quiere decir que en promedio se requieren 1.5 hectáreas por animal y eso quiere decir que en 15.000 M2 solo producimos 350 gramos diariamente.

    Si actualmente pagan el kilo en finca a $2.500 y nuestra finca solo gana 350 gramos día esto quiere decir que cada 15.000 M2 de finca nos producen en ingreso bruto $875. Pero a ese ingreso hay que restarle todos los gastos inherentes a la actividad ganadera. Para ello tomemos como ejemplo una finca donde se ceban 100 novilos y solo cuenta con un empleado que gana $20.000 diarios.

    Esta finca gasta $200 por novillo en empleado por lo tanto solo nos quedan $675. Si le dan 30 gramos de una sal de $50.000 entonces le están dando $37 diarios de sal por lo que nos quedan $638. Si desparasitan 4 veces al año y cada desparasitación cuesta $720 por animal entonces se están invirtiendo $8 diarios en vermífugos por lo que nos quedan $630. Si las cosas se hacen como deben ser y se le asigna un valor al pasto el panorama es mucho menos festivo. Algunos zootecnistas aseguran que un kilogramo de pasto está entre $5 y $11 pero para el ejemplo vamos a promediarlo en $8 y si cada animal consume en promedio, entre ingesta y desperdicio, 40 kilogramos al día, entonces tenemos que consume $320 en pasto por lo que nos van quedando $310 diarios por novillo. Tres moneditas de cien y una moneda de diez de esas que ya no circulan. Y si le descontamos los servicios que paga la finca como la luz y el agua, donde la hay, veremos que las moneditas van mermando.

    Y se me siguen ocurriendo cosas: ¿descontamos las jeringas? ¿Aplicamos algunas vitaminas? ¿Ya le descargamos al lote el valor del tratamiento del novillo que enfermó? ¿La gasolina que gasta el propietario cuando va a la finca a vigilar su patrimonio? No he hecho las cuentas porque me da miedo pero a grosso modo puedo ver que si se mueren dos novillos este negocio comenzó a dar pérdidas.

    Si lo vemos desde otro punto de vista el panorama sigue siendo luctuoso. Si un novillo se demora 42 meses en llegar a 450 kilogramos y el kilogramo en finca lo pagan a $2.500 esto quiere decir que este animal produjo $26.785 mensuales u $892 diarios. Y desde esta cifra comiencen a debitar empleado, gasolina, servicios, medicamentos, suplementos etc.

    Cuando vemos las cifras de producción de leche tampoco dan ganas de celebrar: 3.1 litros en promedio para ganaderías de doble propósito. Esto del doble propósito es en realidad un eufemismo utilizado para definir una ganadería en la que ordeñan vacas de carne. 3 litros, se demoran más maneando que ordeñando. Esta producción a $700 son $2.100 diarios y comiencen a debitarle los gastos de ordeñadores y los kilos que el becerro deja de ganar amén de suplementos, medicamentos y un larguísimo etcétera de insumos que se emplean en ganadería como desinfectantes, detergentes y combustibles por citar apenas unos cuantos.

    Pero el puntillazo final se lo ponemos cuando vemos el porcentaje de natalidad (%NAT) que es del 53%. Este %NAT es la cantidad de hembras en edad reproductiva que paren cada 12 meses y para el caso de Colombia es de la mitad y siendo honestos este valor debe ser jalonado por las ganaderías especializadas en leche en donde entendieron que se produce invirtiendo en comida, instalaciones, bienestar y genética; pero aún si este valor cobijara también a la ganadería tropical es una cifra que da risa: 100 vacas adultas, 50 partos. ¡Y con toros!

    Y la solución todos la conocen: INVERTIR. Es la única forma de producir más, en menos área, en menos tiempo y con productos de valor agregado. Muchos lecheros se quejan del precio de la leche pero su producto excede con locura los valores admisibles de bacterias. Los de la contraparte se quejan del precio se la carne pero sacan novillos de 7 años a sacrificio. ¿Qué esperan? ¿Que les paguen más por una leche sucia y una carne dura?

    Los productores de Angus nos están dando una lección sacando animales gordos en menos tiempo y mejor pagados pero hace poco un ganadero me dijo que no le gustaba el Angus porque era muy bajito. ¡Hágame el favor! A un lechero que conocí hace poco no le gusta el Jersey porque las vacas son pequeñas. ¿Cómo la ve? Aunque mi querido Jorge debemos estar pendientes del cambio, de la emancipación ganadera, estamos frente al advenimiento de una nueva era hiperproductiva: ahora que están inseminando hasta las yeguas con Simmental. Que se tengan Argentina y Nueva Zelanda que les vamos a sacar carne y leche hasta a las piedras.

    Usted ha demostrado en su finca que invirtiendo se puede maximizar el uso del espacio y ha demostrado que con inversión (y conocimiento) en una finca pequeña se puede tener el mismo número de animales que en una mediana o grande. Invirtiendo en unas líneas de alambre, en unas semillas de pasto, en instalaciones, en unas tinas con flotador y en genética, claro, por eso sus animales cruza de Angus le sacan dos cifras de kilos a los novillos blancos en el mismo tiempo. Por eso es que usted tiene 50 animales en 7 hectáreas; si usted no hubiera invertido en lo que invirtió tendría 5 vacas en la finca y todos los fines de semana estaría allí con sus amigos tocando tiple y haciendo asados.

    Me perdona que me extendiera tanto pero es que este artículo es más que revelador. Muy bueno, felicitaciones.

  2. Coincidencialmente hace poco leía el PEGA 2019, con el fin de contextualizar la situación de la ganadería en Risaralda, y habia una frase que seguramente el Dr García leyó que decía algo como:”el insumo mas costoso, es el insumo desperdiciado-incluida la tierra…”. Se que una ganaderia competitiva requiere considerar muchas variables (reproduccion, sanidad, manejo), pero creo que en busca de esa anhelada productividad, la optimización de la tierra es un factor determinante. Si bien Risaralda no es un departemento ganadero (apenas participa con el 0.5% del inventario nacional), es una actividad muy importante para su economia, actividad que se desarrolla en casi el 70% en praderas de gramas nativas (animales comiendo paisaje, como decia un profesor).

    Agradezco enormemente el artículo y el comentario, creo que todo parte de conocer el estado actual de la situacion para direccionar decisiones.

    Andrés Guarin

  3. Garcias Doctor Jairo

    En el articulo a publicar mañana , analizo a criterio personal, cada una de estas cifras

    SU comentario me ayuda mucho, y es verdad.

    De nuevo gracias

  4. Gerardo Avella

    Excelente informe y es la realidad de nuestra ganaderia y la problematica que tiene el pais, porque para las demas locomotoras de la economia del pais lo tienen todo, Colombia es netamente agricola y ganadera, pero no tenemos los apoyos necesarios por parte del alto Gobierno, porque siempre quedan en promesas.

  5. Walter Mondragon

    Excelente artículo. Seguiré leyendo con atención sus notas, amigo García.

  6. Se le ama, es pasion, si, pero tambien hay que comer. Ya deberiamos emepzar a pensar vender estas tierras y buscar otro negocio porque de pasion no se vive.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *