Home » Ganadería » Pastoreo y producción lechera

Pastoreo y producción lechera

Debido a un reciente  interés en  regresar al pastoreo  en las lecherías de los Estados Unidos  he decidido  escribir este artículo. El objetivo no es criticar o presentar las practicas de pastoreo  como una cosa mala;  sin  embargo, los ganaderos  que pastorean sus animales  y estos  reciben la mayoría de sus nutrientes del pasto  deben entender  que estas ganaderías no van a  ser  hatos de 20.000  libras de leche en promedio.

Aún en excelentes  manejos  de pastoreo y con forrajes de muy buena calidad las vacas consumen  solo  cierta  cantidad de materia  seca para  suplir  sus  necesidades  energéticas. Debemos recordar  que las vacas consumen alimento hasta completar sus necesidades energéticas o hasta llenar  su sistema digestivo. Las vacas en pastoreo incrementan sus  requerimientos energéticos debido a  su  incremento de actividad  al caminar lo que hace  aun mas importante tener un excelente manejo de praderas.

Un estudio  mostró que animales en pastoreo consumen 20% menos material seca  comparado con animales  alimentados TMR (Total Mixed Ration), otro  estudio  determino que las vacas  lactantes puede  pastorear  tan poco  como  5 -6 horas  al día, aunque  esto  puede  ser  muy interesante pues  el costo de alimento es muy bajo también las producciones de leche son reducidas.

Una  solución obvia  seria  la suplementación  con mezcla de granos o concentrados, esto es generalmente utilizado para mejorar la producción de leche debido a la cantidad de  energía  disponible y a que  la  cantidad de  material seca ingerida  aumenta  considerablemente. El reto  para el ganadero  es encontrar  cual es  punto de  balance  para saber cuánto grano suplementar.

Es bien sabido que en niveles excesivos  de grano  suplementado en la ración de vacas de leche tiene como consecuencia una inestabilidad en el PH del rumen. El PH del rumen es una medida de acidez que tiene un rango muy estrecho: de 6.0 a  6.2 para hacer una fermentación celulítica (fibra de la planta) optima.

Niveles por  debajo de 6.0  crean un medio ambiente  hostil para los microbios del  rumen;  con  un PH de 5.8 ya se puede  considerar un acidosis ruminal subclínica y un PH de  menos de 5.0 es un nivel muy peligroso para  el animal.

Un estudio reciente  de la Universidad de West Virginia analizo el cambio en los niveles de  PH en animales en pastoreo suplementados  con tres diferentes cantidades de   grano. El PH se monitoreo muy  rigurosamente durante el curso del día con el  objetivo específico de  evaluar las  variaciones en producción de leche.

Los Tratamientos de grano fueron 4 Kilogramos por día. 8 Kilogramos y 12 Kilogramos por día  por animal, así el grano se duplico y  se triplico en la dieta pero la producción de leche  solo aumento a 44 lbs  para la ración de 4Kg  a 47 lbs de leche  para la ración de 8 Kg  y a 50 lbs de leche para la ración de 12Kg. Sin embargo, hubo  un incremento de costo  significativo en  las  raciones  siendo el más alto  la ración de 12Kg  muy lejos de justificar el incremento mínimo de 6 libras de leche.

Al aumentar  la cantidad de grano el PH del rumen bajó  hasta niveles de 5.5  y 5.8  o aun más bajos en algunos momentos en las tres raciones, aunque el promedio del PH del rumen en 6  días  fue de 6 las vacas con la ración mas alta de  grano promediaron episodios de  PH 5.8 o menor con un tiempo total de 162 minutos (2.7 Horas) durante el curso del día. Las vacas con la ración más bajas experimentaron  solo 1.1 episodios con PH de 5.8 o menos por un tiempo de 27 minutos en promedio por episodio  en el transcurso del día.

El estudio concluyó que suplementar con más de 9-10 libras de grano a vacas en pastoreo hizo más daño que bien. Entre más episodios, PH más bajos y  episodios más largos, más daño se hace a la digestión de la fibra y por  consiguiente a la producción de leche además de  otros efectos como hemorragias  en las pezuñas, creando abscesos y enfermedad de la línea blanca, muertes embrionarias, mastitis y altas células somáticas además de bajas concentraciones de grasa en la leche.

Basado en este  estudio de la Universidad de West Virginia se concluye  que las ganaderías  basadas en pastoreo no solo deben esperar producciones más bajas que las ganaderías en TMR  sino que también están limitadas en la cantidad de grano que pueden suplementar.

Cada  ganadería debe hacer un esfuerzo  grande en determinar el valor nutricional de los pastos  antes de adicionar granos a la dieta. Debido a la diferencia de climas, pastos y  madurez del pasto cada lechería debe implementar su propio sistema de pastoreo  teniendo como objetivo principal el incremento en la ingestión de material seca sin afectar  la salud de la vaca.

3 Comentarios

  1. Creo que lo resumido en los últimos 2 párrafos, es de gran importancia y se adapta no solo a los sistemas de lechería sino a todos los sistemas ganaderos. Que importante es conocer las condiciones individuales de nuestras fincas y nuestras pasturas, antes de adoptar otros sistemas de suplementasión

  2. Dario Camacho

    Excelente articulo, los sistemas de pastoreo siguen siendo la mejor alternativa y el PRV es uno de los sistemas mas organicos y ecologicos.

  3. Este estudio de la universidad de Virginia esta interesante por los efectos de la acidosis ruminal y las posibles secuelas secundaria que pueden aparecer o presentarse, pero falta la recomendacion, en la que se debe de proporcionar los granos, proteina y adicionamiento de grasa para poder suplementar la energia necesaria para el funcionamiento productivo en general de la vaca.
    Porque falta decir que tipo de forraje fue el analizado en la prueba mencionada y las caracteristicas bromatologica del pasto.
    De esta forma podemos tener una guia aproximada en la nutricion de la vaca lechera en cierta zona geografica.
    Saludos y esperamos seguir leyendo algo mas adelante y poder asi reflexionar en nuestro desempeño apoyandolo en la crianza y salud animal, gracias.
    correo mvz160174@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *