Home » Reproducción » Inseminación » ¿Para qué inseminar?

¿Para qué inseminar?

El título de este post obedece a una pregunta que me hizo un ganadero hace pocos días en una charla que dicté para los miembros de una asociación de productores de un municipio en Santander. Esta pregunta es equivalente a cuestionarnos: ¿para qué educar a mis hijos? Y ambas preguntas comparten la misma respuesta: para mejorar en el futuro.

El asunto de la inseminación artificial siempre encuentra resistencia entre quienes no están familiarizados con el tema y sus bondades. Algunos de los argumentos que más a menudo esgrimen los escépticos es el supuesto alto costo de implementar la técnica y los bajos resultados que se obtienen mediante esta.

El primer argumento es falso, los altos costos en realidad los vemos cuando utilizamos toros. Toros buenos, claro está, toros de probada fertilidad, con una genética reconocida por lo que transmite y adquiridos en empresas ganaderas que tengan una reconocida trayectoria en la producción y selección de la raza que nos interesa. En resumidas cuentas toros que produzcan crías que valgan más que su peso y sean mejores que la vacada de orígen.

Al indagar por cuánto dejaban de recibir diariamente por una vaca lechera vacía en el trópico, un productor medianamente tecnificado me contó que él estimaba que cada animal le representaba en promedio $7.000 diarios. Luego pregunté que más o menos cuándo se volvían a preñar sus vacas luego del parto y este mismo productor respondió que aproximadamente hacia el sexto mes se volvían a preñar las vacas de su finca. Si mediante tratamiento hormonal e inseminación artificial logramos preñar esas mismas vacas hacia el día 90 post parto le estamos generando al productor 90 días anticipados de lactancia y becerro que en el caso de este productor equivaldrían a $630.000 y eso sin contar la producción diferencial de la cría hembra por venir.

El segundo argumento tiene algo de cierto pero el tema de los resultados es en realidad un tema de responsabilidad compartida: no se pueden producir buenos resultados en fincas con problemas de manejo nutricional, sanitario, reproductivo etc. ¿Cómo pretender preñar un buen número de vacas en una finca donde los minerales se obtienen de la sal blanca o de mezclas que terminan siendo una oferta inferior a los requerimientos nutricionales diarios de las hembras que vamos a trabajar? ¿Cómo pretender preñar un buen número de vacas en fincas donde la separación del becerro es un tema vetado?

Todo ganadero que quiera comenzar programas serios de inseminación artificial en su finca debe comprender que no se pueden tener buenos resultados si se sigue haciendo lo mismo que hacía cuando preñaba sus vacas por monta natural luego del destete.

Es impensable creer que se puede mejorar una lechería sin utilizar la inseminación artificial porque es impensable creer que un toro puede corregir los defectos individuales que presentan las vacas con que se va a cruzar. En cuanto al tipo, el toro, por citar apenas un ejemplo, puede acortar o alargar los pezones pero esto lo transmitirá de igual forma a las vacas con pezones largos o cortos, esto también lo hará con ligamentos, con patas y demás caracteres y esto aplica para todas sus consortes en general (ver artículo Evaluación lineal). Algunas personas no prestarán mucha atención al tipo pero lo cierto es que la producción lechera sólo es sostenible en la medida que la vacada pueda ofrecer buenas producciones durante muchas lactancias.

Vacas de 30 litros que producen 2 lactancias son utilitariamente inferiores a vacas de 18 litros que producen durante 7, 8 ó más lactancias.

En cuanto a la producción el panorama es mucho más luctuoso: ¿Cómo saber que las crías de un toro de potrero van a producir más leche que sus madres? Esperar e invertir 4 años de trabajo (y de dinero) para ordeñar vacas que producen menos que sus madres es una constante de nuestra lechería tradicional. La única forma de mejorar una lechería es utilizando semen de toros probados y si por algún motivo un lote de novillas producidas por monta natural llega a ser mejor en tipo y producción que la vacada de orígen se debe más al azar que a la planeación y con seguridad esa buena suerte no será sostenible en el tiempo.

Sería interesante saber cuántas hembras de las que participan en torneos lecheros de primer nivel han sido obtenidas mediante monta natural. Saber esto debería ser suficiente para derrumbar el mito.

En la ganadería de carne encontramos aún más resistencia pues se parte de que todos los becerros que van para ceba son iguales y el engorde lo va a producir el pasto. Nada más irreal y lo vemos cuando tratamos de cebar un coico así sea en los mejores pastos: le terminamos celebrando los 15 años al novillo en la finca y aún le faltan 150 kilos para llegar al plato.  Si un becerro por su genética gana 150 gramos diarios más que los becerros hijos del toro de la finca, al destete este becerro ya ha pagado 3 veces el valor de la pajilla y a los 24 meses podría pesar 100 kilogramos más que los animales del lote obtenido por monta natural.

Sería interesante mostrarle al productor cuántos de los toros que obtienen reconocimiento en las ferias importante y aparecen en los catálogos de semen y embriones han sido obtenidos mediante monta natural. El resultado puede ser sorprendente.

Tips para iniciar un programa exitoso de inseminación artificial en su finca

Si va a cambiar, cambie. No es posible obtener buenos resultados si usted sigue haciendo lo mismo que hacía cuando obtenía malos resultados.

El becerro no es una extensión de la madre. Separé crías, rompa el bloqueo.

Devuelva algo del producido. Vacas de ordeño que no reciben un estímulo nutricional son malas candidatas para estos programas.

Tenga los lotes de candidatas con un toro recelador. El efecto macho es importante.

Implemente una rutina de detección de celos, más del 50% de los calores se presentan fuera de la vista del trabajador (6:00 p.m. – 6:00 a.m.)

No utilice el mismo protocolo en todo el hato. Vacas en diferentes estados fisioreproductivos reciben diferentes protocolos.

Siga las instrucciones de su profesional encargado. Nosotros no le pedimos nada para nosotros. Lo peor que le puede pasar es que siga como estaba.

La pajilla la elige la vaca de acuerdo a sus defectos. El precio de la pajilla no es un criterio de selección. A vacas malas, toros buenos; a vacas buenas, toros excelentes.

Cuando piense que en su región es muy difícil implementar la inseminación artificial recuerde que en países como Dinamarca o Nueva Zelanda más del 90% del hato bovino se maneja mediante esta técnica. Si le parecen ejemplos muy lejanos piense en la sabana de Bogotá, en el Eje Cafetero o en las zonas altas de Antioquia. En su finca también se puede por lejos o difícil que sea la zona.

7 Comentarios

  1. César Augusto Ramos Salazar

    Excelente artículo y sobretodo muy reflexivo, me parece que es importante cuando vamos a una finca estar acompañados tambien de una estructura modificable de costos donde le podamos mostrar al productor de acuerdo a sus condiciones un panorama con y sin inseminación artificial, esto es facil realizarlo, aunque no lo tengo aun lo he visto a muchos colegas en una sencilla hoja de excel que solo se le tengan que actualizar valores y contextualizarlo acorde a la finca, la zona, el productor, etc, etc.

    Quiero plantear una inquietud que me asalta hace unos dias, he leido y he notado que en muchos paises de suramerica entre ellos argentina, los productores han estacionalizado las montas y esto ha generado un impacto muy positivo en la reproducción de lo hatos, mi pregunta es ¿Por qué en Colombia inseminamos durante todo el año, en todas las épocas? Pienso que con una buena planeación podríamos realizar este proceso para estandarizar unos periodos de monta (IATF)en épocas específicas y manteninedo una producción estable, de hecho las mismas vacas tienden a estacionalizarse para la reproducción, y asegurar así la estación de partos en épocas de mas prevalencia de comida para la vaca y el ternero.

  2. Hola Cesar. El tema es muy interesante. En efecto ya en muchas partes se está haciendo. Hay un artículo mexicano sobre un programa estacional de reproducción escrito por el Dr. Héctor Basurto.

    El artículo se llama: PROGRAMA ESTACIONAL DE REPRODUCCION: UNA ALTERNATIVA PARA LA PRODUCCION BOVINA EN PASTOREO EN EL TROPICO MEXICANO. Lo puedes buscar en Google.

  3. Wilfrido Redondo

    Saludos Dr. Jairo, aunque escribió estye articulo hace ya unos meses, me parece muy interesante, creo que es una de las más grandes problematicas de nuestros productores en latinoamerica, si no hay un cambio de actitud en conjunto con los cambios que hay que hacer en las fincas, los esfuerzos serán en vano, tambien estoy totalmente de acuerdo en que no es lo que queramos nosotros como técnicos, nosotros no queremos nada, los que necesitan un cambio son ellos como productores, siguiendo las recomendaciones técnicas que se les da. Saludos desde Panamá.

    • Ni más ni menos Wilfrido pero esos cambios generan una resistencia increíble. No hay nada más difícil que salir de la zona de confort así sea para mejorar en el mediano plazo.

      • Carlos Manuel de Leon

        Me encanto este artículo. Ya que lo voy a imprimir para los ganaderos de mi zona. Tengo un programa de inseminación artificial a celo observado y a tiempo fijo.

  4. WALTER VELAIDES CALDERON

    Mi Nombre es WALTER VELAIDES y me gusto mucho el articulo , doctor serrano voy a socializarlo con los ganaderos al cual comparto constantemente, como asesor de fincas y le pido permiso para leer su comentario referente a este y muchos temas más en un programa radial que dirijo y que se llama Gestion Agropecuaria. Los sabados de 06 a 08 de la mañana. En FLorencia Caquetá. Gracias y enviare mi correo para recibir mas documentacion .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *