Home » Reproducción » Andrología » ¿Cuál toro compro?

¿Cuál toro compro?

En días pasados en la UDES, en el marco del Seminario Nacional, Alternativas para Incrementar la Reproducción Bovina, me encontré con un tema bastante interesante tratado por los doctores José Guillermo Velásquez Penagos, Hernando Flórez Díaz, Jaime Cardozo Cerquera, José Henry Velásquez Penagos y Miguel Ángel Peña Joya, en el cual se referían al tema EVALUACIÓN REPRODUCTIVA Y FERTILIDAD DEL MACHO BOVINO.

Luego de escuchar un buen numero de conferencias, todas relacionadas con los mayores y mejores sistemas de reproducción que cada vez van imponiéndose, como son la misma inseminación artificial, transferencia de embriones, aspiración folicular, sexaje de semen, etc., que personalmente se me hacen muy interesantes, pero creo se debe tener mucho cuidado a futuro, porque es posible que se puedan estar acomodando a un sistema de moda y así caigamos en el cuento de valorar más el sistema utilizado que la misma calidad real del producto alcanzado.

El fin de semana anterior en el marco de la feria de Bucaramanga, observando una gran cantidad de animales excelentes fenotípicamente, siempre que preguntaba algo referente a ellos me recalcaban en casi todos que eran producto de estos nuevos métodos reproductivos.

Hablando con un ganadero amigo, conocedor del manejo de razas puras, siempre termina refiriéndose al resultado final de esto, como una lotería, como puede ser un gran animal, puede ser un resultado muy común y corriente, pero hoy como valor agregado nos recalcan que son animales desarrollados por dichas técnicas.

Viendo esto, y pensando como ganadero común y como muchos de los que hay en el país y que realmente todavía dependemos de la compra de reproductores, para padrear por monta directa, me causo mucha curiosidad el documento o conferencia enunciada al inicio, donde nos dieron unas pautas que deberíamos tener en cuenta, al momento de adquirir un toro, y que si analizamos detenidamente, en este sistema, que es el tradicional, nos faltan muchos factores a tener en cuenta, si vemos que el toro es el animal que nos proporciona el 50% de la cría y lo adquirimos siempre pensando en mejorar nuestro hato.

Entre las referencias importantes tomadas de la conferencia, como preámbulo me encuentro una que es básica, teniendo en cuenta donde estamos ubicados. Ellos dicen: “En condiciones tropicales, las altas temperaturas, la baja calidad de los forrajes y las enfermedades parasitarias, virales y bacterianas afectan la eficiencia reproductiva del animal”.

Permanentemente hablamos que la cría es el sistema más complicado de manejar y pensamos comúnmente en el resultado de las vacas en sus porcentajes reproductivos, pero como lo dicen los autores “El porcentaje de concepción del hato depende en gran parte de la fertilidad del toro utilizado como reproductor. El macho que se desea seleccionar como reproductor, debe ser un fiel representante de su raza y estar en plenas condiciones físicas”.

Cuántas veces hemos adquirido toros, de muy buena genética, de muy buen fenotipo y de muy buen precio, con tan solo un documento que nos muestra su descendencia y confiando de su procedencia por que conocemos los dueños de la ganadería criadora del reproductor.

En la conferencia nos indicaban como para la compra de un reproductor deberíamos como mínimo hacer un examen reproductivo del animal que incluye la evaluación del aparato reproductor, de la calidad del semen y la habilidad del toro para el apareamiento.

El examen físico externo del aparato reproductor, tiene como un indicador principal el valor de la circunferencia escrotal.

La evaluación de la calidad seminal abarca varios aspectos, así: volumen, concentración, motilidad y morfología espermática.

La evaluación de libido, contempla tanto el deseo del toro para aparearse con la vaca, como su habilidad para completar el servicio.

Como dato importante encuentro una premisa y es clara para que no afecte ningún compromiso al hacer cualquier tipo de negocio, y es: “lo importante es evaluar el toro antes de iniciar los apareamientos, debido a que su fertilidad puede variar en función de múltiples factores”.

Además de los requisitos planteados anteriormente es importante otro, que se refiere a la sanidad del reproductor, en cuanto a esto creo tan importante lo mencionado anteriormente, que lo que transcribo a continuación:

Requisitos sanitarios para la elección de un reproductor:

El perfecto estado de salud física del animal escogido como reproductor y de su aparato genital son requisitos importantes para garantizar el normal estado sanitario del hato y su eficiencia reproductiva. Desde el punto de vista económico, una afección fisioreproductiva se multiplica muchas veces a causa del gran número de vacas que puede impactar un toro dentro del programa reproductivo de la empresa, de tal manera que sólo los animales sanos posibilitarán el mejoramiento de la eficiencia productiva.

Antes de incorporar un toro al programa reproductivo de la empresa, conviene realizar exámenes que garanticen su integridad sanitaria para no arriesgar la salud del hato. De allí que merezcan especial atención las enfermedades que afectan la reproducción como la brucelosis, la tuberculosis, la rinotraqueitis infecciosa bovina, la leptospirosis, la diarrea viral bovina, la parainfluenza bovina, la leucosis, la trichomoniasis, la campylobacteriosis, lo mismo que las enfermedades que inciden en la actividad metabólica del animal, como la anaplasmosis, la babesiosis y la tripanosomiasis. Los exámenes de estas enfermedades deben efectuarse de manera rutinaria en áreas donde sean frecuentes y complementarse con exámenes de hematocrito y hemoglobina.”

Luego de saber que un macho está bien en cuanto a los requisitos sanitarios y tiene un buen fenotipo. Deberíamos hacer otros análisis para tener en cuenta la condición fisicoclinica del reproductor y un examen detallado del aparato reproductor, constatando un buen funcionamiento de ellos.

Al hacer el análisis fisicoclinico debemos tener en cuenta dos aspectos, un examen clínico en general y un examen del aparato reproductor En el caso del examen clínico, deberíamos entre otras cosas tener en cuenta además del comportamiento del aparato digestivo y del comportamiento cardiorespiratorio, observar muy bien el sistema locomotor, esto es teniendo en cuenta el tren posterior, ya que es donde el animal posa todo su peso al montar, al observarlo al caminar nos puede mostrar perturbaciones en pezuñas, o en formación de extremidades que según su disposición, (cascorvo, arremetido, patiabierto) pueden ser tambien causa de problemas a la monta.

En cuanto al examen del aparato reproductor, nos dan 2 pautas a tener en cuenta, haciendo un examen externo de los órganos genitales y otro interno de dichos órganos.

Para el caso de los genitales externos, (pene, prepucio, escroto y testículos), se realiza por inspección y palpación; y en el de los órganos genitales internos (próstata, vesículas seminales y conductos deferentes), se hace por medio de examen rectal.

Entre otros exámenes nos mostraron la necesidad de probar el libido y la capacidad de servicio de los toros, libido se define como la habilidad y la competencia de un toro para efectuar la copulación, la capacidad de servicio muestra la actitud del toro frente a una hembra en celo.

Finalmente se plantea el examen de calidad del semen explicando cómo se debe hacer y con base a exámenes macro y microscópicos, siendo este uno de los exámenes que algunas veces en toros de gran valor son los que pedimos al momento de la compra.

Con respecto a lo anterior hago referencia a uno de los últimos párrafos del documento donde los autores nos dan como resumen lo siguiente: “Debe tenerse en cuenta que la calidad del semen es apenas un aspecto de la fertilidad total del animal y por tanto debe evaluarse en conjunto con los otros factores”.

“Es muy corriente entre los ganaderos de nuestros sistemas de producción adquirir toros sin ningún tipo de evaluación, o comprar toros llamados de “pedigree” porque fueron declarados campeones en las ferias exposiciones, porque son los animales de una firma reconocida, o porque son grandes, musculosos y, según algunos comerciantes, de conformación ideal, sin realizar siquiera una toma de sangre para descartar la presencia de enfermedades infecciosas.

Es posible que en algunos casos se pueda introducir en la finca un reproductor libre de enfermedades y con buena capacidad de servicio; con todo, en otras oportunidades se puede adquirir un toro subfértil o infértil. Los anteriores planteamientos justifican la aplicación de estas metodologías rutinarias a los machos que se quieren destinar como reproductores en los programas de apareamiento con monta natural, o como productores de semen para la inseminación artificial.

Los ganaderos deben estar convencidos del significado económico real que tienen estas pruebas para identificar los toros fértiles y subfértiles antes de comprarlos o de usarlos en el programa reproductivo de su empresa, solo así se asegurará el incremento en la eficiencia reproductiva del hato”.

En estos últimos párrafos los autores nos resumen, lo que debemos hacer los ganaderos que todavía en su mayoría estamos dependiendo de las compras de toros para nuestras ganaderías.

Si tenemos en cuenta que nuestros toros los adquirimos calculando el manejo de 1 por 25 vacas y si logramos manejos especializados, es probable que se llegue a 60,, cualquier error al comprar un semental, muy rápidamente se puede ver reflejado con bajos índices de fertilidad representando a su vez grandes pérdidas económicas

Creí importante tratar este tema para compartirlo, ya que a veces nos vamos pensando en programas novedosos y dejamos a un lado los que realmente estamos llevando a cavo en nuestras explotaciones ganaderas, gracias a los autores del documento, esperamos en adelante mirar con un poco mas de detalle estos temas.

10 Comentarios

  1. Excelente documento es real que los ganaderos se dejan llevar por la apariencia y el tamaño del reproductor sin tener en cuenta varios aspectos fisiologicos y sanitarios importantes para obtener un buen beneficio en la explotacion ganadera.

  2. En mi opinión el toro elegido debe cumplir un grupo de requisitos a saber:

    Por supuesto ser de una fertilidad demostrada mediante análisis andrológico.

    Conocer su genética. No me refiero sólo a saber el nombre de los padres y abuelos sino a saber quiénes fueron y qué transmitían.

    Debe provenir de un criadero reconocido, de trayectoria. Que se sepa que sus animales son producto de la selección. Esto no es una cuestión snob. Quienes argumentan el sobreprecio de los criaderos reconocidos deben reconocer que pagan una trayectoria de años.

    Y por último que sea un buen repasador pues yo no lo pondría a montar en ninguna finca, sólo a repasar a las repetidoras de segundo servicio.

  3. Juan Velasquez

    Dr Serrano, tiene alguna sugerencia para recomendar un toro especifico o linea genetica para arrancar una ganaderia, tengo 40 novillas blancas hijas de toro puro con vaca comercial, quisiera inseminarlas pero ante tanto toro disponible y precios es dificil decidir…

    Gracias

  4. Pues la única sugerencia sería que no se cruzaran con toros de su misma línea y para eso hay que conocer la genética del padre de esas novillas. La otra sugerencia sería que un profesional las evaluara y determinara puntos críticos que mejorar y con base en eso se eligieran los reproductores.

  5. Muy buenos comentarios, les agradesco a todas las personas que comentan, ya que con esto aumentan y fortalecen nuestros conocimientos sobre este tema que tanto nos apasiona como es la ganaderia.

  6. Olvidé agregar que antes de adquirir cualquier toro es importante realizar un exámen andrológico ojalá completo, con análisis del eyaculado. Si se compra en un criadero reconocido la empresa podrá proveer ese servicio o en su defecto llevar un profesional para que realice la prueba. No vale la pena invertir 8 ó 10 millones de pesos en un toro que no puede preñar o preña muy poco.

  7. ANGEL CALDERON R

    Dr. Serrano, gracias por todo lo comentado, haciendo un balance de todo lo tratado, es preferible la inseminación artificial con semen certificado y no incurrir en errores con tantas variables y condiciones para escoger un toro que es muy costoso. A la postre sale mas económico y se garantiza lo que se propone.

  8. Manuel Henriquez

    NINGÚN TORO ES GARANTÍA PARA UN PRODUCTOR, SOLO POR QUE TRAE UN REGISTRO EN UN PAPEL MUY BONITO Y BIEN DISEÑADO QUE SOLO DEMUESTRA QUE CUMPLE CON LOS ESTÁNDARES DE LA RAZA EN CUESTIÓN. EL PRODUCTOR NECESITA ADQUIRIR SEMENTALES QUE VENGAN DE UNA GANADERÍA SERIA, QUE UTILICE UN PROGRAMA DE SELECCIÓN DE RASGOS GENÉTICOS DE IMPORTANCIA ECONÓMICA, ADEMAS QUE SE SOMETAN A PRUEBAS DE COMPORTAMIENTO PARA OBTENER LAS DIFERENCIAS DE LAS CAMADAS DE LOS RASGOS GENÉTICOS, QUE SEAN MEDIDOS Y DISCRIMINADO, SOLO ASÍ EL GANADERO PUEDE TENER UNA GARANTÍA QUE SU SEMENTAL VA A TRASMITIR LOS RASGOS DE INTERÉS ECONÓMICO A LA DESCENDENCIA Y POR SUPUESTO DEBE CONTAR CON LA PRUEBA DE LA CAPACIDAD REPRODUCTIVA DEL TORO (CARETO) HECHA POR UN PROFESIONAL, REALIZARLA AL AÑO DE EDAD Y LA SIGUIENTE AL MOMENTO DE LA ADQUISICIÓN (18 A 24 MESES DE EDAD).

  9. Doctor Jairo. Buenas noches.

    Este artículo me cae como anillo al dedo. Hace 8 meses compre un reproductor a una ganadería reconocida. Al momento de la compra solicite la prueba de fertilidad y la respuesta que me dio el ganadero en ese momento es que por ser un animal de menos de dos años de edad no se le podía realizar. Actualmente el toro tiene 2,5 años y desde hace 5 meses lo puse a padrear, primero tuve problemas con la lívido porque no seguía las vacas ni hacia el intento de montsrlas, le realice el tratamiento sugerido por el veterinario y efectivamente empezó a montar primero de manera selectiva y después me llevo la sorpresa que el toro no tiene capacidad ya que las 7 vacas que monto repitieron celo ya es la tercera y cuarta ves de estas vacas y nada que el toro preña. Hable con la ganadería que me vendió el reproductor porque en varias ocasiones e mostrado mi inconformidad con el toro y las respuesta que me dieron es que solo hablan cuando yo tenga la prueba de fertilidad. Con respecto a eso poseo dos problemas que primero el predio está a 5 horas de donde realizan esas pruebas y segundo que ningún veterinario realiza esa prueba a un solo animal porque les sale antieconomico tanto al veterinario como al propietario del animal (osea a mi). Recurro a este artículo para saber qué me recomiendan para hacerle el reclamo a la ganadería si no puedo realizar este examen? Ya le aplique tratamiento de hormonas y minerales y el toro no responde además que e perdido un año con este animal y estoy empezando en el tema de ganadería.

    • Hola Rafael. En efecto es un error comprar un animal menor de 2 años para que sea reproductor pues uno no sabe si puede serlo. Lo que uno compra en esos casos es un macho que puede o no ser un reproductor. En las fincas donde se realiza monta natural el toro es el animal más importante del predio y debería adquirirse sirviendo y con su prueba de fertilidad. Creo que en este caso el error fue suyo y no hay mucho que el vendedor pueda hacer pues él tampoco sabía que el macho no iba a tener buen desempeño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *